Los problemas con el suministro de agua en el estado han afectado a los ciudadanos quienes han tenido que cambiar sus rutinas y agregar el acarreo como una nueva costumbre para enfrentar la crisis hídrica que tiene Nuevo León; reportó MILENIO.

Por ejemplo en la colonia La Alianza, en Monterrey, una toma de agua en un terreno municipal fue la salvación para cientos de vecinos, quienes hicieron fila durante toda la noche para llenar algunos botes.

Luego de cinco días en que solo aire ha salido de las llaves, la gente inició un peregrinar buscando agua, y la encontraron en las instalaciones ubicadas en el cruce de las calles Herreros y Dentistas.

“Ya tenemos cinco días que no sale agua de las llaves, antes teníamos tres o cuatro horas, pero desde el viernes ya no salió nada”, dijo una mujer que llegó al lugar con seis botes de 20 litros cargados en una carriola.

Mientras que en la colonia Camino Real, en la zona norte de Monterrey, un grupo de vecinos por la tarde del martes, con casi 40 grados que se registran en la entidad, decidió bloquear la avenida Camino Real, en la colonia Fomerrey 10, debido a la falta de agua; señaló MILENIO.

Pidieron a Agua y Drenaje de Monterrey que los apoyara al menos con pipas, y sobre todo les restablezca el servicio en sus viviendas por lo menos un par de horas.

Aunque tenían algunos 40 minutos bloqueando la vía, ésta fue liberada tras la llegada de los elementos de la policía de Fuerza Civil, quienes retiraron de la avenida los botes que obstruían el paso.

En Escobedo, vecinos de la colonia La Unidad denunciaron la falta de agua desde hace ocho días y exigieron a las autoridades que los apoyen a tener agua para al menos lo básico.

“Con el calor que ha hecho se nos acaba, ya no tenemos ni para el baño, ni para nada. El mes pasado duramos tres semanas sin agua y reportamos para que nos trajeran pipas y no vinieron”, comentó la habitante de La Unidad.

También los habitantes de la colonia Ferrocarrilera señalaron que tienen que estar cazando los horarios en los cuales sale el agua para lograr captar aunque sea un poco.

“Tenemos el problema del agua, que no tienen horario para que salga y cuando sale, sale solo un hilito, no sube a la regadera, al tinaco, ni a nada”.

Imagen portada: Fabricio Gallegos | MILENIO