El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ofreció duplicar las visas de trabajo para migrantes en los próximos años, lo que permitirá el ingreso de manera legal de 600 mil. En la Oficina Oval agradeció a México por brindar oportunidades laborales a los centroamericanos, lo que ha ayudado a frenar los grandes flujos; publicó MILENIO.

“Mi gobierno va a crear oportunidades de trabajo legales para los migrantes; el año pasado batimos un récord en la emisión de visas H2, fueron 300 mil visas y llegamos a niveles históricos en los últimos cinco años; estamos en un ritmo que nos va a permitir duplicar esa cantidad”, subrayó.

En la Oficina Oval, durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la relación bilateral es muy sólida pese a los titulares de los medios de comunicación. En materia de seguridad destacó la labor conjunta para atacar el tráfico de personas, de armas y de fentanilo.

“Desde abril hemos movilizado más de mil 300 efectivos, hemos realizado más de 20 mil operaciones y hemos llevado a cabo más de 3 mil arrestos”, destacó el jefe de la Casa Blanca, quien también hizo énfasis en que la trata de personas deja ganancias al crimen de mil millones de dólares y tragedias como la de San Antonio, Texas, donde murieron 53 migrantes en una caja de trailer.
“En realidad vamos a trabajar de manera conjunta en todas estas esferas, también vamos a hablar de cuáles son los pasos que tenemos que seguir en el futuro para poder abordar estos desafíos de forma conjunta. Señor presidente, bienvenido nuevamente”, expresó.

Biden subrayó las inversiones “históricas” que ha hecho su país en la frontera con México: 3.4 mil millones para un programa de infraestructura en puentes y aduanas, a fin de contar con un cruce “mucho más seguro y eficiente”.

Más tarde, en un comunicado conjunto, México anunció una inversión de mil 500 millones de dólares en infraestructura fronteriza entre 2022 y 2024. A la par, Estados Unidos está invirtiendo 3.4 mil millones para 26 proyectos de construcción y modernización de puerto de entrada terrestre.

Diferendo económico

La relevancia económica de China a escala global y el impacto inflacionario en Estados Unidos provocaron un diferendo público entre los mandatarios. Durante su discurso, López Obrador criticó que en los últimos años se haya permitido que el país asiático se haya convertido en la fábrica del mundo y pidió fortalecer la producción regional para reducir las importaciones; reportó MILENIO.

“En las últimas tres décadas se aceptó de manera cómoda que China sería la fábrica del mundo, con la falaz idea de que en la globalidad no era necesaria la autosuficiencia alimentaria, energética y de otros bienes, porque podíamos importar lo que necesitáramos.

”Sin embargo, la realidad actual nos hace ver que es indispensable producir lo que consumimos en nuestros países y en nuestras regiones. Sin llegar al extremo de cerrar nuestras economías, debemos pensar que el desarrollo de las naciones depende, en lo fundamental, de su capacidad”, subrayó.

Respecto de la inflación, el tabasqueño dijo que es necesario intensificar la relación bilateral frente a las tasas que se viven en el mundo y destacó que, aunque este fenómeno no ha impactado al sector energético en México como en Estados Unidos, “debemos reconocer que desde hace tiempo no estamos produciendo lo suficiente”.

Biden pidió de nuevo la palabra para aclarar que están produciendo más productos agrícolas, aunque aceptó que sí hay algunos problemas. 

“El tema de China, de ser la fábrica del mundo, no es así, nosotros producimos más productos agrícolas, no quiero sugerir que no hay problemas, porque los hay, deben tener paciencia”.
En cuanto a la inflación, señaló:

“Desde que asumí como presidente hemos generado más puestos de trabajo que lo que ha generado cualquier otro gobierno, hemos generado 8.5 millones. Los sueldos han aumentado en 5 por ciento y en realidad, si bien sufriendo la inflación derivado de lo que está sucediendo en Ucrania, somos el país que menos inflación tiene”.

Mitin con paisanos

El presidente López Obrador pidió a decenas de paisanos seguir la principal enseñanza de Martin Luther King y mantener vigente el sueño y la utopía de que es posible una transformación en México durante su visita al monumento de este luchador social; comunicó MILENIO.

Estuvo acompañado por la familia King, ante quienes comentó que es posible vivir en una sociedad mejor, en la que haya justicia y desaparezcan la discriminación y el racismo.

El Presidente estuvo fuertemente resguardado por el Servicio Secreto de la Casa Blanca, la policía local y agentes de los parques de Washington, que no se daban abasto para contener a los simpatizantes que buscaban saludarlo. Esta fue la primera vez que tuvo un encuentro de cerca con los migrantes.

Previamente colocó una ofrenda floral en el monumento a Franklin D. Roosevelt, el presidente 32 de Estados Unidos, por quien López Obrador tiene especial simpatía debido a la buena relación que tuvo con México. En el corazón de la memoria histórica estadunidense, improvisó un mitin con decenas de migrantes mexicanos en ese país.

Imagen portada: MILENIO