Ante la situación de violencia y vandalismo que está afectando a diversas instalaciones de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, el gobernador Samuel García Sepúlveda emitió un decreto ordenando a los alcaldes coordinarse con Gerardo Palacios Pámanes, titular de Seguridad estatal, a fin de crear protocolos de resguardo y protección a las instalaciones de la paraestatal; reportó MILENIO.

Mediante una publicación en el Periódico Oficial del Estado, que establece que la declaratoria será por tiempo indefinido hasta en tanto persistan las condiciones de crisis hidrometeorológica en el estado, el gobernador emprendió esta acción derivado de los actos vandálicos que se han presentado.

“Se declara que los mismos (hechos vandálicos) constituyen una alteración grave del orden público, por la afectación de la infraestructura destinada al abastecimiento de agua potable a la población.

“Con pleno respeto a la autonomía municipal, en los términos de las disposiciones constitucionales invocadas, se ordena a las diversas corporaciones policiales de cada uno de los municipios del estado de Nuevo León, para que inmediato se pongan a las órdenes del secretario de Seguridad del estado para el efecto de que se establezcan protocolos de resguardo y protección de las instalaciones de (AyD)”, se lee en la publicación.

Dentro de los siete acuerdos firmados se establece que los superiores o titulares de las corporaciones policiales municipalesestarán bajo las órdenes del secretario de Seguridad Pública del estado; señaló MILENIO.

El sábado pasado, ciudadanos de Allende cerraron la carretera Nacional para impedir que AyD iniciara el bombeo de agua del río Ramos y Pilón a la metrópoli; mientras tanto, se reportó el incendio de 18 tubos.