Por Obed Campos

Cercanos a la investigación del presunto asesinato de la joven Debanhi Escobar se preguntan hasta cuándo el fiscal de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, dará a conocer el mensaje póstumo que alcanzó a escribir la infortunada mientras estuvo en la cisterna.

Expertos en criminalística que han sabido del caso me cuentan que esto podría echar abajo la versión de que fue asesinada…

Ahora que, si el papá de Debanhi, el profesor Mario Escobar sabe de este mensaje, la otra pregunta es por qué no lo ha dado a conocer o a qué le está apostando el mentor…

¿A que le aseguren un puesto de elección popular para el 2024?

O al profe Mario ya le gustó andar con escoltas y los reflectores de la vida mediática y ser el protagonista de todas las historias.

Gente más modesta y conservadora aconseja que Escobar debería dejar descansar a su hija y no andar buscando castigos y respuestas extemporáneas.

Pero por lo pronto, ahora hay que esperar a que el fiscal Guerrero Gutiérrez regrese de vacaciones, para ver la continuidad del mediático caso… Eso con la esperanza de que el descanso le haya servido para quitarse la presión que lo agobia y que no pudo ocultar en la rueda de prensa pasada…

SI NO FUERA TRÁGICO, SERÍA PATÉTICO

Que papelón hicieron el secretario de Gobierno, Javier Navarro Velasco; el secretario de Desarrollo Regional, Marco Antonio González; y el titular de AyD, Juan Ignacio Barragán, al apersonarse en las protestas de la crisis del agua en la Carretera Nacional.

Los altos funcionarios llegaron en sus vehículos blindados, con la parafernalia y la escolta de siempre… Pero tuvieron que retirarse a pie, porque aparte de que las negociaciones no fracasaron, sino que no se movieron ni un ápice, los manifestantes les impidieron llegar a los vehículos en los que habían arribado.

Los funcionarios tuvieron que caminar casi medio kilómetro en punto de mediodía hasta que recibieron “raid” de parte de patrulleros de Fuerza Civil… Y la crisis sigue.

@obedc
obed@scriptamty.com