Esta cifra se dio a conocer en el foro «Justicia para las personas desaparecidas en Nuevo León. Sociedad civil y autoridades, avances del trabajo conjunto 2018-2022», organizado por CADHAC.

En Nuevo León, a pesar de algunos avances en colaboración y coordinación, la crisis que se vive en el tema de personas desaparecidas y no localizadas es cada vez más grave y compleja, según afirmó la hermana Consuelo Morales Elizondo, publicó el periódico MILENIO.

Lo cual quedó reflejado en los datos que presentó la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz Salazar, quien manifestó que a la fecha se tiene un registro de 6 mil 225 personas desaparecidas y no localizadas en el estado, con cifras a la alza en los sexenios recientes.

Esto según manifestaron dentro del foro «Justicia para las personas desaparecidas en Nuevo León. Sociedad civil y autoridades avances del trabajo conjunto 2018-2022», organizado por CADHAC (Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos).

«La desaparición de personas en Nuevo León es cada vez más grave y compleja. Cada día encontramos más restos y cada día hay más desapariciones», señaló Morales Elizondo al dar arranque al evento.

La cual agregó que existe un largo camino por recorrer y es necesario recorrerlo unidos sociedad y gobierno. Tras enfatizar que el estado es cuarto lugar nacional en personas desaparecidas en México, la hermana Consuelo destacó algunos avances del plan estratégico en materia de personas desaparecidas en Nuevo León. Entre ellos las ventanillas municipales de atención a víctimas de desaparición, las becas para hijas e hijos de personas desaparecidas donde a través de la UANL se han otorgado 235 para estudios de nivel medio superior y superior, la capacitación a autoridades en la búsqueda y localización de personas desaparecidas. Así como el aumento en las capacidades periciales del estado de Nuevo León, la donación de equipo especializado para identificación de restos óseos y la consolidación de la base de datos.

Para hablar sobre el tema el foro contó con la participación del Fiscal general, Gustavo Adolfo Guerrero; el secretario de Seguridad Pública, Gerardo Palacios Pámanes; la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz, y del grupo Amores, Juana Catalina Estala.

«En Nuevo León la cifra de personas desaparecidas y no localizadas es de 6 mil 225. De ellas 2 mil 165 corresponden de octubre de 2009 a septiembre de 2015, además 2 mil 999 de octubre 2015 a septiembre de 2021, y 433 de octubre de 2021 a la fecha», precisó la alcaldesa de Guadalupe.

Mientras que el fiscal destacó los convenios con la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas, el ICMP por sus siglas en inglés, así como con la Usaid. Asimismo reiteró que ante este reto no pueden actuar solos y se tiene que caminar unidos todos.

«Esta forma de trabajar conjuntamente nos va a dar muy buenos resultados», aseguró. Uno de los avances de este trabajo conjunto, dijo, es que la fiscalía tenía registros en tres áreas distintas y se fueron depurando datos y se creó un solo archivo para depurar carpetas.

«Un archivo que va a ser de gran utilidad no solo para el estado sino para el país», expresó.

El funcionario destacó también que de más de 18 mil fragmentos óseos encontrados en El Tubo, en el municipio de El Carmen, se logró 17 perfiles completos y no descartó la identificación de más personas. Por su parte Palacios Pámanes puso especial atención en el registro de detenciones que se tiene a nivel nacional.

«Hoy toda detención se registra de inmediato en la base de datos», precisó. Además, el secretario a modo personal consideró que se debe replantear en la ley el concepto de víctima y en especial a lo que se refiere a las niñas y niños.