Donald Trump invocó más de 440 veces su derecho constitucional a no responder preguntas, para evitar autoinculparse en investigaciones de fraude en sus empresas.

Esto, al comparecer bajo juramento en Nueva York durante cuatro horas en la oficina de Manhattan de Letitia James, la fiscal general del estado de Nueva York, que investiga las prácticas comerciales de la Organización Trump.

Por otra parte, se indica que la fiscal general sospecha que la Organización Trump sobreestimó el valor de propiedades inmobiliarias al solicitar préstamos bancarios.

Sin embargo, subestimaba su valor con las autoridades fiscales para pagar menos impuestos.

Además, el expresidente dio a conocer un comunicado en donde acusa cacería de brujas en su contra.

“Cuando tu familia, tu empresa y todas las personas en tu entorno se han convertido en el objetivo de una Caza de Brujas infundada y políticamente motivada”, expresó Trump.

Agregó que “apoyada por abogados, fiscales y medios de comunicación falsos, no se tiene otra opción”, lo anterior según publicó en su plataforma Truth Social.

“Si yo tenía algún cuestionamiento interno, el allanamiento de mi casa, Mar-a-Lago, el lunes por parte del FBI, solo dos días antes de esta declaración, eliminó cualquier duda”, aseguró.

“Tener una empresa fantástica con grandes activos, muy poca deuda y mucho EFECTIVO. ¡Solo en Estados Unidos!”, escribió.

Finalmente se indica que la Fiscal confirmó que Trump había invocado su derecho a la Quinta Enmienda y dijo que la fiscal general se apegará a los hechos y a la ley.