El monarca viajará a Edimburgo en donde reposarán los resto de Isabel II, cuyo funeral de Estado se llevará a cabo hasta el 19 de septiembre.

Las capitales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte han sido escenario este domingo de la proclamación formal de Carlos III como rey de todo Reino Unido, después del acto inicial que tuvo lugar el sábado en Londres en presencia de las autoridades del país; señaló MILENIO.

La lectura protocolaria de la proclamación en Edimburgo, Cardiff y Belfast ha concluido con el ‘Dios salve al rey’. También se han disparado 21 salvas de cañón en homenaje al nuevo monarca, que heredó el trono el jueves a la muerte de su madre, Isabel II.

El protocolo para los próximos días establece visitas de Carlos III a todos los territorios británicos. El lunes viajará a Edimburgo, ciudad donde reposarán desde este domingo los restos de su difunta madre, fallecida en la residencia oficial de Balmoral (Escocia). 

El nuevo rey viajará el martes a la capital de Irlanda del Norte, mientras que el viernes se desplazará a la de Gales. El funeral de Estado no está previsto hasta el lunes siguiente, el día 19, y tendrá lugar en la abadía de Westminster, en Londres.

Así fue la proclamación del rey Carlos III 

Dos días después de la muerte de la reina Isabel II, su hijo Carlos fue proclamando monarca de manera oficial el pasado sábado durante una solemne ceremonia que se llevó a cabo en el Palacio de St. James, en donde el nueve rey rindió honores al servicio que prestó su madre durante siete décadas de reinado. 

«Mi madre dio un ejemplo de amor eterno y de servicio desinteresado. El reinado de mi madre fue inigualable en cuanto a su duración, dedicación y devoción. Incluso cuando sufrimos, damos gracias por esta vida tan fiel. Soy profundamente consciente de esta profunda herencia que recibo y de los importantes deberes y responsabilidades que ahora se me traspasan», dijo durante el evento de adhesión en el que estuvo acompañado por su esposa, la reina consorte Camila, y su hijo William, heredero al trono. 

Cabe mencionar que ningún soberano británico ha esperado tanto para subir al trono y Carlos III deberá esperar un poco más para su ceremonia de coronación, en cuya fecha no piensa aún nadie: su propia madre aguardó más de un año tras convertirse en reina; resaltó MILENIO.