Inician los trabajos para la búsqueda y recuperación de los cuerpos de los 10 mineros atrapados en el pozo de carbón de la mina ‘El Pinabete’ en Sabinas, Coahuila, con la construcción de un tajo a cielo abierto que se estima concluya en los siguientes 11 meses, como plazo máximo; reportó MILENIO.

En la zona, maquinaria pesada realiza limpieza del lugar mientras pipas con agua riegan el área para compactar la tierra. Por su parte, elementos de la Guardia Nacional se localizan por diferentes puntos guardando el lugar y brindando seguridad.

Se informó que en los siguientes días se entregará un gafete de autorización a los familiares para que puedan entrar diariamente al lugar y observar las labores y avances.

Martha Huerta, viuda de Jorge Luis Martínez, uno de los mineros atrapados, compartió que en ningún momento se han detenido las labores.

“Siempre nos apoyamos en todo, nunca lo dejé solo; no sé por qué Dios se llevará a las personas buenas.

El dolor por perder al ser amado aún se siente, ha pasado más de un mes y el sentimiento no cesa, sin embargo existe la fe de poder recuperar sus cuerpos”.

Para iniciar con la excavación se contará con tractores topadores, excavadoras, camiones articulados, cargadores frontales y equipo de perforación. Se utilizarán explosivos para el tajo, sin poner en riesgo al personal o a los mineros, ya que ésta solo se hará en áreas delimitadas sin afectar las galerías.

No vamos a tener compasión por los responsables: familiares

Cristian “N”, quien tiene una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en los hechos del pasado 3 de agosto al ser señalado como uno de los dueños de la mina El Pinabete, aún no se ha presentado ante las autoridades, en tanto, su padre asegura que no está prófugo; informa MILENIO.

«No está prófugo como dicen, él aquí vive conmigo pero ahorita no está”, dice el padre de Cristian y asegura que no es el responsable del lugar donde trabajaba y solo era el chófer de los trabajadores. Además dijo desconocer si estaba protegiendo a alguien más o estaba siendo amenazado.

Por su parte, las 10 familias de mineros atrapados interpondrán la denuncia contra quienes resulten responsables y buscarán que paguen por lo que ocurrió. 

“Si Cristian aparece como responsable que pague. Si es prestanombres, si él no quiere decir quien es el verdadero dueño ninguna de las 10 familias vamos a tener compasión por los responsables, porque ellos sabían que esos pocitos no podían funcionar y aún así lo hicieron por la avaricia del dinero”, añadió.

Imagen portada: Ariel Ojeda | MILENIO