Al vencerse el periodo de entrega de los 800 camiones a gas natural, el gobierno del Nuevo León penalizará por el retraso a la empresa Thousand International Companies (TICSA), con un monto de casi dos millones de pesos.

Aunque se esperaba que la totalidad de los autobuses provenientes de China estuvieran ya en tierras regias, al momento solo han llegado 55.

José Manuel Valdez, director general de IMA, señaló que se aplicará una multa por la demora de las 745 unidades restantes.

La sanción aplicaría sobre la renta de cada camión, cuyo pago mensual es de 82 mil pesos.

«Se le ordena a la empresa aplicar los descuentos en las facturas de las próximas unidades que vaya entregando, no se le puede aplicar una penalización de 700 camiones de manera inmediata, es conforme vayan llegando cómo se aplica», refirió.

«El contrato, la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios de Nuevo León, así como su reglamento, establecen que se le va a penalizar con el 0.01 por ciento sobre el valor de lo no entregado, en este caso, en la renta de las unidades«.

Asimismo, aclaró que la multa se calculará en relación a los días de retraso, pues hay camiones que debieron llegar desde abril, otras en mayo, y así cada mes hasta septiembre.

«Las penalizaciones se van a seguir aplicando hasta que lleguen todos los camiones y la cantidad se irá actualizando conforme a los días de retraso».

Semanas atrás, Valdez mencionó que al mes de agosto sumaban sanciones por más de un millón de pesos.