Luego de la movilización de tropas rusas a Ucrania, varios ciudadanos rusos decidieron huir del país para evitar ser alistados al Ejército.

Por lo que, al aeropuerto de Ereván, en Armenia, se incrementó la llegada de rusos que “no quieren morir en la guerra”.

Apenas el miércoles, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció la movilización parcial de los reservistas, en la guerra contra Ucrania.

Hasta el momento, las autoridades rusas indicaron que serán 300 mil reservistas, los que tendrán que incorporarse al Ejército; sin embargo, muchas personas en el país, temen que la cifra tenga un aumento en un futuro.

El pasado miércoles, se llevó a cabo una protesta en Rusia en contra de la guerra contra Ucrania, algunas organizaciones civiles, señalan la detención de 1,300 personas.