Con el objetivo de cambiar la imagen de Monterrey, el alcalde Luis Donaldo Colosio Riojas aseguró que para su segundo año de mandato arrancarán un programa de rescate del centro de la ciudad.

Para tal efecto, el edil señaló que su administración llevará cabo el proyecto Revive el Centro.

En rueda de prensa anunció que para que esto sea posible, contarán con la colaboración de la iniciativa privada, organismos civiles y vecinos.

Manifestó que este problema también lo tenían en las colonias y es en donde se enfocaron primero.

«Yo sé que el Centro es una de las primeras caras que tenemos la Ciudad de presentación, y de hecho el próximo año ya tenemos presupuestada toda una estructura para poder revivir el Centro«, mencionó.

«Pero también tenemos mucha necesidad al interior de muchas colonias que fueron las primeras que quisimos atender a esos espacios le metimos prioridad por encima de Centro de la Ciudad», agregó.

El presidente municipal anunció que para el 2023 iniciarán los trabajos de rehabilitación de la Plaza Zaragoza.

Además, señaló que trabajarán para tratar de recuperar todas las casas que se encuentran abandonadas y que se han convertido en un problema de seguridad.

«El chiste de este plan es, no sólo remozar fachadas, es también recuperar vivienda abandonada, ponerla de una manera productiva a trabajar para la Ciudad.

«Así como el poder remodelar espacios públicos como la Plaza Zaragoza, que ya estamos proyectando su rehabilitación total para el siguiente año», dijo.

En relación a los edificios que detectaron con irregularidades, el edil aseveró que se tendrán que aplicar un juicio de lesividad.

«Hay algunos edificios que sí están muy afuera de la norma, entonces nos estamos acercando con muchos de estos desarrollos, sobre todo con aquellos que apenas están empezando o que todavía están por iniciar, para reconfigurar la obra para que pueda cumplir con los requisitos de ley, de lo contrario si tendremos que agotar esa opción.

«Es un proceso largo y muy costoso para el municipio, ¿por qué?, porque se supone que el desarrollador ‘de buena fe, recibió este permiso, pero luego la administración dice te voy a cancelar ese permiso a través de un juicio, entonces le causa afectación al desarrollador y le municipio entonces tiene que pagar», puntualizó.