La banda alemana ofreció una gran noche a sus fanáticos, quiénes tras la pandemia finalmente disfrutaron de la gran producción que causó sensación entre sus seguidores

Con pirotécnica y luces vibrantes, este sábado la agrupación alemana Rammstein regresó a México después de que la pandemia de covid 19 pospuso por más de dos años su presentación en el territorio mexicano; reportó MILENIO.

A las 20:30 horas, Till en la voz; Oliver en el bajo; Christoph en la batería; Lorenz en los teclados y Richard y Paul en las guitarras; ejecutaron Zick ZackLinks 2-3-4 y Sehnsucht para dar inicio a la fiesta en el Foro Sol.

Fotografía: Juan Carlos Bautista.

El show apenas se aproximaba al ritmo de Mein Teil cuando una olla de metal era empujada por Till al extremo del escenario, que encerraba al tecladista dentro. Una pistola que disparaba fuego llegaba a manos de Till para ser disparada hacia el bote de metal que parecía no afectarse con las llamas ardientes.

La intensidad de fuego y tamaño del artefacto aumentaba un poco más, mientras el escenario se calentaba y Christian salía ileso.

Para Du Hast, una luz de pirotecnia se desprendía desde el escenario para encender el extremo de la torres ubicadas en medio de los acceso e iluminar a los miles de fans que se encontraban de pie grabando el espectáculo de luces.

Durante la primera pausa de seis minutos, mujeres y hombres asistentes mostraban su busto y pectorales en el dron y cámaras que transmitían en el recinto.

Al concluir del corte, una pantalla pedía las luces de todos los celulares encendidas mientras la letra de Engel se mostraba en pantalla para ser cantada por todos los asistentes; informó MILENIO.

Dr. Simi llegó al escenario de Rammstein

A las 22 horas con 12 minutos, El Dr Simi y la bandera mexicana llegaron a manos de los integrantes que se movían dentro de una lancha de plástico, conducida al escenario, encima de los fanáticos que los cargaban y daban pie a su llegada mientras entonaban Ausländer.

Después de siete minutos, el tradicional beso entre los guitarristas Paul y Richard llegó con Du riechst so gutRammstein, Ich will Adieu sonaban para terminar el concierto mientras los seis integrantes alemanes se subían por elevadores hasta el extremos superior del escenario.

Fotografía: Juan Carlos Bautista.

«Increíble muchísimas gracias. Thank you very much» dijo Till durante sus únicas palabras que habría dado durante la presentación. Terminada la canción esperada de la noche, Te quiero puta, las luces se apagaron.

Durante la caminata a las salidas exteriores, los adultos treintones con logos en la espalda de la agrupación alemana, amenizaron con Cielito Lindo su llegada hasta el final de la travesía, mientras abarrotaban las tiendas de prendas oficiales de Rammstein, destacó MILENIO.