Ante la amenaza de tiroteos en instalaciones de secundarias y preparatorias, el coordinador de Movimiento Ciudadano en el Congreso local, Eduardo Gaona, planteó la implementación de estrategias para atender la salud mental en los menores de edad; señaló MILENIO.

A través de un exhorto que presentará el coordinador de la bancada naranja, se pide que las Secretarías de Salud, Educación y Seguridad del nivel estatal, se coordinen para atender la salud mental de los jóvenes, ante los diversos casos de amenaza de tiroteos en instalaciones de secundarias y preparatorias.

“Por desgracia, durante los últimos años, y con la reactivación de clases presenciales, se han presentado diversos hechos violentos tanto al interior de los planteles educativos, como en sus inmediaciones”, señaló el legislador.

Gaona dijo que 5 años se registró un tiroteo en el Colegio Americano del Noreste de Monterrey, en donde un estudiante atacó a su maestra y compañeros de clases.

Para evitar tragedias de este tipo, urgió Gaona, se deben de implementar estrategias que permitan concientizar sobre las consecuencias de las amenazas de tiroteos entre los estudiantes; informó MILENIO.

“Los hechos de violencia en los planteles educativos que se han señalado, obligan a reforzar las estrategias y planes de acción para dar solución a esta problemática.

“Con el regreso a clases presenciales posterior al confinamiento por pandemia, se evidenciaron y potencializaron las afectaciones a la salud mental de las alumnas y alumnos”, dijo.

En lo que va del año, expuso Gaona, se han registrado diversos casos en los que se hacen amenazas de tiroteos, lo que representa un grave problema de salud mental.

El caso más reciente se reportó el pasado 21 de octubre, cuando aparentemente en un grupo de redes sociales, una alumna amenazó de atentar en contra de sus compañeros de la Secundaria Técnica 83, ubicada en Apodaca; comunicó MILENIO.

“Cifras de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, indican que 15 de cada 100 habitantes sufren de depresión, explicó el Coordinador, aunque la cifra puede ser mayor debido a que existe un número considerable de personas que no son diagnosticadas”, concluyó.

Imagen portada: MILENIO