La Secretaría de Educación en Nuevo León, reconoció que en lo que va del ciclo escolar se han registrado 446 casos de bullying en planteles del área metropolitana; informa MILENIO.

La titular de la dependencia, Sofíaleticia Morales, aseguró que pese a que han sido atendidos por seguridad escolar, apuestan por justicia restaurativa para los agresores, que en algunos casos, consiste en trabajo comunitario.

«Analizar bien el caso antes de irnos a una sanción que en todo caso tendríamos que tomar en cuenta como la justicia restaurativa permite reflexionar y a formarse y no nadamas a castigar».

Por otra parte, dijo desconocer el motivo por el que el director de la primaria «Ramón López Velarde» ubicada en la colonia Tres Caminos en Guadalupe, guardó silencio ante el hallazgo de cuchillos que presuntamente llevaron hace 1 mes los estudiantes.

Tras los hechos, hubo amenazas contra un maestro mismo que presentó una denuncia, de la que dijo no estar enterada, al tiempo que las clases se llevaron en línea, pero se reanudarán de manera normal este jueves.

«Me enteré casi por ustedes, que eso es lo que más me preocupa, son los medios de comunicación muchas veces el primer contacto, y por eso hay que tener un flujo y una claridad».

Caso alumna agredida al sur de Monterrey

La alumna de secundaria que fue agredida física y verbalmente dentro de un transporte escolar en la colonia Altavista Sur en Monterrey, ya está en tratamiento psicológico y señaló, que ya hubo una reunión con padres de familia para tomar medidas preventivas; reporta MILENIO.

​»Va a depender de la valoración que le estén haciendo que entiendo es privada, pero mañana, voy a tener más elementos para tener ya el reporte del Instituto de Educación Socioemocional».

Otro tema que recientemente cobró relevancia, fue el de un pequeño de primaria que sufrió un accidente en una institución de Santa Catarina.

Y aunque su familia denunció que hubo indiferencia en cuanto al seguimiento médico, la funcionaria aseguró que están en disposición de apoyar al menor, cuyos padres no deben temer por represalias.

«Lo vamos a apoyar, en el momento en que ellos lo digan, llevando al niño al Hospital Universitario, supervisando toda su condición de salud, además de curarle la herida».

Justificó además que en muchos de los casos, hay heridas anímicas que dejó la pandemia que influyeron durante el retorno a las aulas.

Imagen portada: Alexandra Amao | MILENIO