Varios autos fueron acercados al mandatario para agilizar su avance hacia el Zócalo, pero éste los rechazó.

Debido a la gran cantidad de personas que acudieron a la marcha de hoy en la Ciudad de México, se buscaba que el presidente Andrés Manuel López Obrador llegara al Zócalo capitalino en automóvil. Sin embargo, el mandatario lo rechazó y decidió continuar la travesía a pie; señaló MILENIO.

Después de más de dos horas y media, el contingente no ha podido cubrir una gran distancia hacia la Plaza de la Constitución, puesto que los simpatizantes del Presidente han frenado su avance con selfies y saludos.

Personal de Presidencia ha acercado el Jetta blanco que siempre utiliza para sacar al jefe del Ejecutivo federal de entre la multitud. Sin embargo, también se han presentado dificultades para que el vehículo se acerque hacia López Obrador.

Momentos más tarde, el mandatario rechazó hacer uso del automóvil y decidió continuar con el trayecto a pie, en compañía de sus seguidores.

Acto seguido,  se organizó una valla humana para permitir que el Presidente avance más rápido hacia la Plaza de la Constitución.  

Imagen Portada: Presidencia de la República | MILENIO