Luego de que tres alumnos de una secundaria en el municipio de San Nicolás de los Garza resultaron intoxicados por presuntamente ingerir pastillas de clonazepam, la Secretaría de Salud de Nuevo León recomendó a los padres de familia tener los medicamentos controlados bajo llave y lejos de los niños y menores de edad; reportó MILENIO.

De acuerdo con Alma Rosa Marroquín, secretaria de Salud nuevoleonesa, la dependencia a su cargo está interviniendo ya en los casos a través de la Subsecretaría de Prevención y Control de Enfermedades, como de Regulación y Fomento Sanitario.

“Desafortunadamente, y los retos que se difunden a través de las redes, muchas veces ponen en riesgo a la salud de las personas, y este reto que entiendo que sucedió por algunos menores de esta escuela que ya comentabas, pues era el de tomar o ingerir un medicamento que al final, dependiendo de la dosis, se convierte en una droga que es una benzodiacepina que se utiliza para tratar ciertos estados de ansiedad, en ocasiones crisis convulsivas y algunos otros estados mentales donde produce una depresión del estado de alerta y también se utiliza por algunas personas para inducir al sueño.

“Entonces, en una dosis superior a la que se recomienda pues puede producir complicaciones, ayer nos enteramos de estos tres casos, se solicitó el apoyo del municipio, para cuando acudió el municipio ya se habían retirado a los niños, y bueno, estamos haciendo el día de hoy diferentes intervenciones a través de la Subsecretaría de Prevención y Control de Enfermedades, como de Regulación y Fomento Sanitario”, dijo.

La funcionaria estatal recordó que los accidentes por mucho tiempo han representado la causa más importante de muerte en niños y adolescentes.

“Aquí es muy importante decirles que los accidentes, por mucho tiempo representaron en conjunto la causa más importante de muerte en niños.

“Podemos evitar la muerte, este tipo de juegos (retos para ingerir drogas) pueden producir la muerte, ni siquiera están conscientes de las dosis que ingieren.

“Entonces, el tener sobre todo este tipo de medicamentos, que les llamamos medicamentos controlados, en sitios muy seguros, idealmente deberían estar bajo llave y fuera del alcance de los niños”, refirió.

En ese sentido, concluyó que 90 por ciento de los accidentes dentro o fuera del hogar se pueden evitar, siempre y cuando exista la intervención y conciencia de los adultos.

Imagen portada: Pixabay | MILENIO