Enrique Graue describió que el plagio de tesis no es una cosa menor, por lo que es «una conducta reprobable, una usurpación de ideas y talentos».

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, informó que las autoridades de la máxima casa de estudios determinaron que no están facultadas para retirar o anular alguna tesis; reportó MILENIO.

«Al conocer del dictamen del comité de la FES Aragón, solicité, en mi calidad de rector, la opinión calificada de la Oficina de la Abogacía General, a fin de saber si la normatividad universitaria vigente permite retirar o anular un título profesional a un egresado por estos motivos. La opinión fue que la universidad nacional y sus autoridades carecen de facultades legales para ello».

En un mensaje ante el Cuerpo Directivo de la UNAM, el rector de la UNAM describió que el plagio de tesis no es una cosa menor, por lo que es «una conducta reprobable, una usurpación de ideas y talentos». 

«Es un acto que pone en entredicho la ética y la moral de quien lo comete, y ofende a quienes se esmeran en cumplir con este requisito académico».

Ante los hechos ocurridos, Enrique Graue anunció que se han continuado con el rastreo de la plataforma Tesisunam para determinar si existen más casos como los ya mencionados, conocer su dimensión y, de ser el caso, actuar en consecuencia. 

«Es por ello que debemos ser sensibles, reflexionar y dar cauce adecuado a las expresiones y propuestas que surgen de la comunidad».

Graue Wiechers descartó encubrir este caso y al contrario dijo que se analizan acciones sobre todo para corregir los vacíos legales para evitar casos similares en un futuro.

“La rectoría de ninguna manera evade su responsabilidad. Mi actuar no es tampoco producto de postergaciones, timidez, temor o encubrimientos, actúo, y lo seguiré haciendo, en el marco de la legislación universitaria, no puedo ni debo ir más allá de lo que la normatividad nos permite.

«Yo tengo muy claro que nada de lo anterior redime la indignación que sentimos ante un caso que, como el que nos ocupa, pueda llegar a quedar impune y solo con el descrédito profesional y social», subrayó.

Imagen portada: MILENIO