María de Lourdes Molina Ortega, candidata a la presidencia nacional de Canacintra destacó este mecanismo como su estrategia de trabajo.

De visita en la Comarca Lagunera, María de Lourdes Molina Ortega, candidata a la presidencia nacional de Canacintra en la elección que se llevará a cabo en marzo, destacó como su propuesta de trabajo el esquema del New shoring, financiamiento a mipymes y la regionalización, para fortalecer la actividad industrial de México; informó MILENIO.

La líder empresarial originaria de Toluca, Estado de México, dijo que el actual momento del país pasa por una etapa “coyuntural”, en donde luego de la visita del presidente Biden y Trudeau, se requiere un trabajo unido con oportunidades de crecimiento, con más de 50 mil agremiados en México.

Explicó que las oportunidades de trabajo que se ven en el país se dan en diferentes vertientes: Unidad, el Mercado Interno, Comercio Exterior, así como Políticas Públicas.

“Canacintra es un órgano obligado de consulta por Ley de Cámaras Empresariales, por eso trabajamos para ser un contrapeso real para el gobierno. Queremos y creemos que las oportunidades que tenemos los industriales se tienen que impulsar de manera importante”, señaló.

¿Qué es el Near shoring y el New shoring?

Al respecto, Molina Ortega destacó aspectos como el nearshoring, que se tienen que impulsar para dar cadenas de valor y suministro para atender las necesidades de las grandes empresas.

El New shoring es el mecanismo por el cual una empresa transfiere sus procesos de negocio o de tecnología a terceros, ubicados en destinos lejanos, con el fin de reducir costos; informó MILENIO.

Así, Nearshoring es la prestación de estos servicios desde países cercanos al país contratante, generalmente en aquellos que comparten fronteras.

Sobre la relación con el gobierno federal, la aspirante a la presidencia nacional de Canacintra dijo que los industriales tienen ventaja con respecto al tema gubernamental.

“Ellos son perennes, sólo estarán seis años y los industriales tenemos ya décadas de trabajo. Tenemos que aprender a ir negociando y conciliando con todos los gobiernos, federal y estatal, pero hay que entender que el new shoring, no está solo en la cancha del gobierno, sino también debe ser iniciativa de los propios industriales. El gobierno tiene que ser facilitador, a los industriales les toca producir», finalizó.


Imagen Portada: Mauricio Román | MILENIO