La mala calidad del aire en Monterrey y su zona metropolitana se hizo presente una vez más este sábado.

Tras una tregua por la llovizna y temperaturas de un solo dígito registradas ante el paso del frente frio No 8 por la entidad; la contaminación regresó al subir el termómetro.

A primera hora del día, una capa de nata ya cubría los cerros que enmarcan la metrópoli.

Para el mediodía, siete de 15 estaciones del Sistema de Monitoreo Ambiental (SIMA) presentaban mala calidad del aire, posicionándose en color naranja.

Tal es el caso de la Noreste 3 García, Suroeste Santa Catarina, Centro de Monterrey, Noreste San Nicolás, Noreste 2 Apodaca, Sureste 2 Juárez, y Sureste 3 Cadereyta.

Las estaciones por encima de la norma redujeron a seis, dos horas después.

Noreste 3 García, Suroeste Santa Catarina, Centro de Monterrey, prevalecieron con alta concentración de partículas contaminantes; mientras que Sureste 2 San Pedro, Suroeste Guadalupe, y Norte Escobedo pasaron de calidad regular, en color amarillo, a una mala calidad.

Es de destacar que, de acuerdo con el gobierno estatal, los días sucios bajaron en comparación con el año anterior; no obstante, la contaminación sigue presente.

Y es que, a decir de Selene Martínez Guajardo, directora del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey, este año, se incrementaron en un 4 por ciento los días en los que se presentó la contaminación en la metrópoli en comparación con el mismo periodo de 2022 y un 5 por ciento más respecto a 2021.

Por la tarde solo Noreste 3 García, Suroeste Santa Catarina, Sureste 2 San Pedro, y Suroeste Guadalupe, permanecían en naranja; transformándose en amarillo y verde, con calidad regular y buena, al llegar la noche.

El llamado a la población y la industria es a reducir emisiones contaminantes a la atmósfera.