La Carpeta:
1 de 10
 
Armas que antes hicieron el mal y que ahora estarían al servicio del bien y sólo para emplearse cuando fuese necesario para cuidarnos y protegernos.
Francisco Tijerina
marzo 8, 2018, 6:45 am

“Las armas tienen por objeto y fin la paz, que es el  mayor bien que los hombres pueden desear en esta vida.” // Miguel de Cervantes

Seguramente algún experto o enterado sobre el tema podrá resolver mi duda, pero cada vez que veo un acto en el que “con gran pompa y esmero” (como el corrido de don Baldomero), se destruyen armas que son confiscadas en operativos y detenciones, no puedo dejar de pensar que la acción representa un enorme desperdicio.

Una buena parte de los presupuestos gubernamentales se invierte en seguridad y el armamento es uno de los rubros más dinero requieren.

Por otra parte, escuchas que salvo las Fuerzas Armadas, en la mayor parte de lugares del país la capacidad de fuego de las policías estatales y municipales está por debajo del armamento que utilizan los grupos delincuenciales.

¿Por qué entonces todas esas pistolas y rifles no son revisados y habilitados para entregarlos a los policías mexicanos?

Escuchas historias de terror en los pueblos en donde uno o dos de los uniformados de toda la corporación, siempre los de mayor rango, son lo que traen un viejo revólver lleno de moho y con las balas contadas porque no hay dinero para comprar más.

Pienso y pienso y no le encuentro lógica a la política de utilizar sierras y aplanadoras que hacer añicos estos instrumentos que serían de enorme utilidad para equipar a nuestras diezmadas corporaciones y defender a la población.

Armas que antes hicieron el mal y que ahora estarían al servicio del bien y sólo para emplearse cuando fuese necesario para cuidarnos y protegernos.