Un juez de distrito del distrito norte del estado de California prohibió al gobierno de Donald Trump enviar a México a migrantes solicitantes de asilo en Estados Unidos.

De acuerdo con la resolución del juez Richard Seeborg, el gobierno de Trump debe garantizar el derecho de audiencia de los solicitantes mientras se revisa su caso, por lo que dichos sujetos tienen derecho a permanecer dentro de territorio estadounidense durante el periodo de espera.

El llamado Protocolo para la Protección de Migrantes comenzó a ser implementado desde el pasado mes de enero por el Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés), cuya titular Kirstjen Nielsen renunció al cargo este fin de semana, en medio de una aparente confrontación con el presidente Trump por su propuesta de cerrar la frontera con México.

Fuerte golpe a la política migratoria de Trump

La demanda para la suspensión del protocolo fue interpuesta por una organización civil que argumentó que la medida no toma en cuenta los peligros que enfrentan en México los migrantes solicitantes de asilo.

Pese a la resolución, sus efectos no entrarán en vigor sino hasta el viernes, a fin de permitir que las autoridades federales presenten una apelación formal por el sentido de la decisión. El protocolo fue promovido con mayor vigor luego del inicio de las mega caravanas de migrantes centroamericanos que comenzaron a organizarse hacia finales del año pasado.

“La solicitud de los demandantes para una suspensión preliminar está garantizada. Por lo tanto, los defensores tienen restringido continuar la implementación o expansión del Protocolo para la Protección de Migrantes, tal y como fue anunciado el 25 de enero de 2018 por un memorándum del Departamento de Seguridad Interior y detallado en posteriores comunicaciones. A partir de dos días de la entrada en vigor de esta orden, los defensores deben permitir a los demandantes entrar a territorio estadounidense”.

La salida de Nielsen del DHS ha sido la más reciente sacudida a la administración de Trump, pues analistas aseguran que el mandatario condenó no haber obtenido su respaldo en la serie de amenazas lanzadas al gobierno de Andrés Manuel López Obrador para el endurecimiento de su control migratorio.  Ahora, sin Nielsen, que apenas el viernes acompañó a Trump a la ciudad fronteriza de Calexico, California, para un encuentro con agentes de la Patrulla Fronteriza y la supervisión de los avances de un tramo del muro fronterizo, el actual ocupante de la Casa Blanca busca una postura más severa respecto a la seguridad fronteriza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.