El aeropuerto de Santa Lucía tiene problemas de agua, según la manifestación que presentó la Secretaría de la Defensa Nacional a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, sobre el impacto ambiental.

De acuerdo con el documento, en modalidad regional, que se envió a la dependencia el 15 de abril y que fue realizado por el Instituto de Ingeniería de la UNAM, se reconoció que la actual base militar está sobre un acuífero sobrexplotado.

Se reconoce, además, que se emitirán más contaminantes al aire por la actividad aérea… Precisa que las aves no impactarán a los aviones toda vez que será el mismo ruido el que las aleje.

Construcción de aeropuerto

La Jornada destaca que, a partir de la publicación en la Gaceta Ecológica, los ciudadanos tienen 10 días para solicitar la consulta pública del proyecto, periodo que vence el 28 de abril, y la Semarnat cuenta con 60 para resolver si lo autoriza o requiere más información.

El texto se llama “Construcción de un aeropuerto mixto civil militar con capacidad internacional en la base aérea militar número 1, Santa Lucía, estado de México su interconexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y reubicación de instalaciones militares”.

En él se señala que las obras están previstas en un terreno de 2 mil 331 hectáreas, y para el desarrollo de la terminal aérea contempla la adquisición de otros aledaños.

Los principales impactos ambientales los tendrán los municipios vecinos del Estado de México como Zumpango, Tecámac, Jaltenco, Nextlalpan y Tonanitla.

Se requieren 6 millones de litros diarios

En la base militar se encuentran tres pozos de agua los cuales son parte del acuífero Cuautitlán-Pachuca, del que se extraerán 750 mil litros al día, según el informe del que da cuenta La Jornada.

La Comisión Nacional del Agua tiene ubicado a este acuífero como sobrexplotado e indica que abastece a los estados de México, Hidalgo y parte de la Ciudad de México, por lo que una buena parte de la población se verá afectada por el suministro al proyecto.

Se indicó que para la fase de operación del aeropuerto serán requeridos 6 millones de litros al día de agua, lo que también se obtendrán de los pozos, por lo que reconoce que ello lleva un efecto adverso de gran significancia.

La cantidad de agua es un problema

En el documento se señala que el abastecimiento del vital líquido a las localidades aledañas es por la red de agua potable, pero la cantidad es un problema, ya que en periodo de estiaje se agudiza por la competencia entre agricultores y pobladores por su uso.

Ello ha generado fricciones entre la población originaria y la de los fraccionamientos, por lo que para resolver eso será construida una planta de tratamiento de aguas residuales, así como una red para captación y manejo de pluviales.

Foto propiedad de: Mario Jasso/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.