La situación de las mujeres periodistas de México, y en general en la región, es crítica y los Estados deben examinar las obligaciones que tienen con dicha población, así como la participación de los medios de comunicación en la eliminación de obstáculos y riesgos cuando realizan el subejercicio de la libertad de expresión.

Así lo expresó el relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Edison Lanza, al presentar el Informe Temático Mujeres periodistas y libertad de expresión. Discriminación y violencia basada en el género contra las mujeres periodistas en el ejercicio de su profesión.

“La cuestión es que las mujeres periodistas son víctimas de discriminación basada en género, pero hoy en día a pesar de que es un camino árido, también es activo porque ahora son fotógrafas, hacen coberturas de riesgo y van contra prácticas machistas dentro de los medios”.

Aseguró que las mujeres que ejercen profesionalmente el periodismo son doblemente víctimas de violencia por ejercer el derecho a la libertad de expresión y por su género, “están expuestas a riesgos adicionales y específicos”.

Tipos de violencia contra mujeres

Edison Lanza explicó que, tras la investigación, el informe refleja que la violencia contra mujeres periodistas por razón de género se manifiesta de diferentes maneras, los ataques más comunes son las violaciones sexuales, abuso sexual, cautiverio o bajo detención en represalia de su trabajo.

Aunque también apuntó que uno de los principales puntos donde comienza la violencia son las redacciones, “reciben comentarios no deseados sobre su vestimenta, silbidos, bromas de naturaleza sexual y contacto físico que no pidieron”.

Y agregó que en redes sociales y espacio cibernéticos, las mujeres son más vulnerables a ser víctimas de ataques en línea, publicación de datos personales, descalificación basada en género, desprestigio y a la difamación o el odio viral.

¿Qué debe hacer el Estado mexicano?

En el informe de la CIDH, la relatoría explica que la seguridad de los periodistas, y sobre todo de las mujeres periodistas debe generarse desde una perspectiva de género para prevenir, proteger y brindar acceso a la justicia, “no sirve de nada si el discurso público etiqueta a la prensa y realizan su labor en medio de un ambiente hostil”.

“La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) debería tener a alguien especializado en investigación con perspectiva de género, deben investigar en primera instancia si los ataques están relacionados con su trabajo”.

Durante la presentación estuvieron periodistas que celebraron el contenido del informe pues según Verónica Espinosa Villegas, “el informe nos cree a las mujeres periodistas, nos escucha y documenta las historias de violencia en nuestra contra. Hace lo contrario de lo que las autoridades están haciendo”.

“Es inaceptable que una democracia siga permitiendo que 99% de crímenes contra la prensa sigan impunes. Este gobierno debe tomar el informe como hoja de ruta, aquí dice cómo se debe salir de esta situación de violencia”, dijo Lanza.

También estuvieron presentes la senadora Nestora Salgado; la directora de Cimac noticias, Lucía Lagunes; Sara Mendiola, directora de Propuesta Cívica; y la periodista Estrella Pedroza.Foto propiedad de: @nestora_salgado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.