El peso cerró la sesión con una depreciación de 0.58 por ciento o 10.9 centavos, para cotizar alrededor de 19.10 pesos por dólar, ante un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense frente a sus principales cruces. 

De acuerdo con Banco Base, la depreciación se dio de forma paralela a una caída en el precio del petróleo, luego de publicarse que la producción petrolera de Estados Unidos subió en 100 mil barriles diarios la semana pasada, a 12.3 millones de barriles al día, por lo que los inventarios subieron en 9.93 millones de barriles.

La moneda más depreciada fue el real brasileño, que cerró con un retroceso de 1.0 por ciento, seguido de la corona noruega que perdió 0.95 por ciento y el peso mexicano que bajó 0.58 por ciento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.