El presidente Andrés Manuel López Obrador recomendó tomar terapia psicológica a los corruptos, porque esto debe considerarse como una enfermedad.

“Hay que crear una asociación para recuperarlos a muchos, hacerles ver que el dinero no es la vida, que no es lo material lo que da la felicidad, que sólo siendo buenos podemos ser felices.”

En conferencia mañanera de este lunes, el Presidente reiteró que en su gobierno no permitirá corrupción y que la que permanece es heredada de administraciones anteriores, pero nunca imaginó que esta fuera como una enfermedad.

“Había pulpos que estaban en todas las secretarías metidos, haciendo negocios al amparo del poder público. Yo entiendo que haya molestias, y hay, incluso, quienes están hasta mero arriba, los ‘machuchones’, que esos no salen a manifestarse.”

El mandatario aseguró que la “Cuarta Transformación” seguirá adelante, a pesar de que el neoliberalismo duró 36 años y cambio mentalidades, “yo me quiebro, pero no me doblo”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.