El paro parcial y programado que anunciaron los empresarios transportistas podría tener implicaciones adicionales, tanto para ellos como para el Gobierno estatal. De acuerdo con un comunicado que emite el Partido Revolucionario Institucional, la noche de este jueves, un juez habría concedido un amparo promovido por este partido. La suspensión de amparo, asume el presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRI, Pedro Pablo Treviño Villarreal, exige al gobierno del Estado que verifique que las tarifas que se cobren sean las que determina la ley vigente, pero, además, que vigile para que el transporte público no sea suspendido.

La resolución fue tomada por el Juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa del Estado de Nuevo León, y dice, a la letra:

“Se concede la suspensión para que el efecto de que las autoridades responsables, en ejercicio de sus facultades legales, verifiquen que se cobren las tarifas legalmente autorizadas y que el servicio de transporte de pasajeros en sus modalidades de urbano, suburbano, Sistema Integrado de Transporte Metropolitano y vehículos de alquiler no sean suspendido”.

De acuerdo con el boletín del PRI, se ha dado cause a esta resolución y el Gobierno del Estado ya fue debidamente informado, dando conocimiento del amparo a la Secretaría General de Gobierno.

Una vez que existe la amenaza de los transportistas de mantener paros parciales para obligar a aceptar los aumentos de tarifas que proponen, este jueves, el Gobierno del Estado deberá cumplir con lo que indica la resolución judicial en cuanto a las tarifas. Además, a partir de las 11 de la noche, de iniciar los paros parciales en el servicio, se tendría que proceder contra los empresarios transportistas. Según el líder del PRI, en este caso el estado estaría obligado a aplicar una requisa.

En ese comunicado, Pedro Pablo Treviño acusó al gobernador Jaime Rodríguez Calderón de proteger los intereses de los transportistas, no de los usuarios del transporte.

“No puede ser posible que el Gobierno del Estado esté tolerando todo lo que están haciendo los concesionarios del transporte en perjuicio de los usuarios, y que el gobernador quiera a toda costa concederles el desproporcionado incremento a las tarifas. Nosotros le decimos que no lo vamos a permitir”.

Foto propiedad de: Facebook/ PRI-NL

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.