Con 24 votos a favor y 14 en contra, Nuevo León se convirtió este martes en el décimo primer estado en aprobar la Reforma Educativa. Al anunciarse el resultado de la votación, maestros de las Secciones 21 y 50, que llenaron la tribuna del Congreso local, gritaron de júbilo y aplaudieron la decisión de los legisladores.

Quienes se opusieron al dictamen fueron los diputados del PAN. La diputada Claudia Caballero dijo que esto es un retroceso, porque regresaría la venta de plazas por parte de los sindicatos. Su declaración fue recibida con abucheos por parte de los trabajadores de la educación presentes en el recinto.

Los legisladores que votaron a favor fueron los integrantes de las bancadas del PRI, Morena, PT, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y Partido Verde. A favor del dictamen presentado por la Comisión de Puntos Constitucionales se manifestaron los legisladores María Dolores Leal, de Nueva Alianza; Ramiro González, Celia Alonso y Julia Espinosa de los Monteros, de Morena; Horacio Tijerina, de Movimiento Ciudadano, y María Guadalupe Rodríguez, del PT.

La diputada Julia Espinoza de los Monteros dijo que con esta nueva ley se contempla la educación superior obligatoria, la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, que será sustituido por el Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora Continua de la Educación que asesorarán a los maestros, con el objetivo de ofrecer una actualización constante y el fortalecimiento de las escuelas normales.

La Reforma Educativa garantiza constitucionalmente el apoyo a los jóvenes, donde el Estado establecerá directrices y medidas tendientes a garantizar la equidad de la educación. En las escuelas de educación básica en zonas vulnerables, se implementarán acciones de carácter alimentario, así como se respaldará a los estudiantes en condiciones de desventaja socioeconómica.

Se deberá incluir de manera obligatorio asignaturas que promuevan los valores, como la Ética y el Civismo, además de Historia, la Geografía y la Cultura. El Deporte, las Artes y las Lenguas Originarias tendrán que estar en las clases de los niños mexicanos. También será incluida la Educación Sexual y la Perspectiva de Género, de acuerdo con el modelo de nación que pretende el actual gobierno federal.

Adicionalmente, la Reforma Laboral previene que los sindicatos magisteriales tendrán que elegir a sus dirigentes de manera democrática a través del sufragio universal, libre y secreto, de sus agremiados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.