Por Francisco Tijerina.

“Las instituciones pasan por tres períodos:

el del servicio, el de los privilegios y el del abuso”

René de Chateaubriand

El anuncio de que Naturgy (Gas Natural México) cerrará cuatro de sus oficinas de atención a clientes dejando sólo una de ellas (la peor ubicada y con menores espacios) en Monterrey, es señal clara e inequívoca de que, o están preparando la graciosa huida o de plano les valen sorbete sus clientes.

¿Cómo entender en una urbe de cinco millones de habitantes que cierres tus centros de atención a clientes y dejes sólo una pequeña oficina?

Ahora las quejas, aclaraciones o pagos vencidos (casi nunca llega el recibo a tiempo), tendrás que hacerlos por Internet.

Desconozco el número real de usuarios que la empresa hispana tiene en Monterrey, pero no es menor.

Desde los 60’s, y tal vez un poco antes, el gas entubado ha sido el servicio clásico para los regiomontanos. Sólo en contados lugares, de preferencia colonias de nueva creación, se tenían los cilindros y tanques estacionarios y tan pronto llegaba el servicio, todos cambiaban a la comodidad de recibirlo directamente. Monterrey, lo digo con toda certeza, es una de sus principales plazas.

Pero durante años Naturgy se ha empeñado en tratar a los regios con la punta del pie. Muestra clara de ello fue el fraude (perdón, pero no tiene otro nombre, aunque esté en el contrato), que hicieron al enviar los recibos con lecturas calculadas hace unos meses. “Usted pague y luego le ajustamos”, fue la respuesta ante una Profeco que no tuvo respuestas.

No hablamos de una empresa pequeñita, sino de un monstruo con presencia en muchos países; en México llegaron hace años comprándole la concesión a la CFE y de siempre su manejo ha sido ventajista, poco transparente y con un trato que pareciera te hacen un favor. Centros de servicio que más parecían centros de suplicio, cajeros automáticos que no funcionaban, personal que no tenía respuestas, incomodidad y largas filas.

Ahora quieren que los tratos se hagan por Internet, pero resulta que muchos, muchos, no tienen acceso a la herramienta, hablo de los más necesitados, los adultos mayores y los pobres, ¿qué harán ellos?

Bien haría el Presidente en ordenar a la Profeco y la Secretaría de Energía el revisar qué está planeando hacer Naturgy en Monterrey, porque su rara decisión de cerrar los centros de atención al público apunta claramente a que están preparando la fuga.

¿Chalupa y buenas?

ftijerin@rtvnews.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.