La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaron su preocupación por los asesinatos de activistas en México.

En conjunto, señalaron que durante los primeros 4 meses del año, han aumentado los asesinatos a personas defensoras de derechos humanos con 10 sucesos, 9 hombres y una mujer, cifra cercana a los 13 casos documentados durante 2018, “lo cual supone un significativo aumento de la violencia”.

“Preocupación por la continuidad de actos de violencia e intimidación que han enfrentado quienes defienden los derechos humanos en las Américas en los primeros cuatro meses del año.”

Puntualizaron el problema de la desaparición en febrero, de los activistas indígenas Obtilia Eugenio Manuel e Hilario Cornelio Castro, y quien es beneficiaria de medidas cautelares de la CIDH y de medidas provisionales otorgadas por la Corte IDH.

A través de un comunicado le recordaron al gobierno de México su compromiso con el fortalecimiento del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, para lo que se inició un diagnóstico sobre la situación actual en el que participa la ONU-DH.

En el marco del Mecanismo de Acciones Conjuntas para contribuir a la protección de personas defensoras de derechos humanos en las Américas, ambos organismos internacionales se dirigieron a los gobiernos para remarcar su responsabilidad en proteger los derechos humanos y denunciar las violaciones a éstos.

Telésforo, la muerte de un activista y periodista

El último asesinato contra un defensor de derechos humanos fue Telésforo Santiago Enríquez, fundador y director de la radio comunitaria “El Cafetal”, en San Agustín Loxicha, comunidad de la Sierra Sur de Oaxaca.

Además, Santiago hacía activismo para garantizar el uso de las lenguas indígenas, en especial el zapoteco, además de ser un crítico de las instituciones.

Fue el pasado 2 de mayo cuando un grupo de sujetos interceptaron a Telésforo mientras viajaba a bordo de su vehículo, mismos que presuntamente lo agredieron con armas de fuego para posteriormente darse a la fuga, todo en el estado de Oaxaca. Hasta el momento, la fiscalía local no ha dado a conocer avances sobre la investigación del crimen.

Foto propiedad de: Archivo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.