Joel Salas, Comisionado Presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales se pronunció a favor de diseñar una Ley Federal para regular la publicidad oficial en el Ejecutivo Federal y todas las instituciones en el Estado mexicano.

En entrevista con Julio Astillero en Radio Centro, Salas Suárez destacó que el tema de fondo no es tanto la transparencia, sino la relación que existe entre las instituciones estatales con los medios de comunicación bajo la premisa de que los gobiernos condicionan las líneas editoriales mediante la publicidad oficial.

El comisionado destacó que el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a reducir un 50 por ciento los gastos en publicidad oficial durante su administración, pero continúa existiendo opacidad entorno a quién ya percibe ingresos por dicho concepto.

Por ello, propuso que se promulgue una ley para regular la publicidad que otorga el Estado a los medios de comunicación, con el objetivo de que la relación “esté claramente definida con criterios de asignación (…), tiene que haber un mercado que sea igual en lo público que en lo privado”.

Publicidad oficial no debe usarse para coartar libertad de expresión

Joel Salas fue reiterativo en que los contratos por publicidad que firma el gobierno con los medios no deben coartar la libertad de expresión y dijo que la administración obradorista tiene la oportunidad de otorgar con la iniciativa de ley, “certeza y certidumbre” para no repetir las prácticas que se mantuvieron vigentes en el pasado.

“Han criticado al gobierno, que esta lista la instrumentalizó para tratar de golpear a personas críticas, pues si en los hechos el gobierno saca una iniciativa de esta naturaleza estaría dando certeza y certidumbre justo (de) que la publicidad oficial ya no se va utilizar para tratar de incidir en la libertad de expresión.”

Salas considera que además de los criterios de alcance o audiencia, es indispensable considerar el debate público que conlleva la capacidad de penetración de la investigación periodística, pues muchos medios e intermediarios se nutren de esas producciones.

Para lo cual propuso que los periodistas independientes pudiesen aspirar a una beca como la que otorga el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes con el objetivo de que pueda desarrollarse “un proyecto de investigación de largo alcance”.

Recalcó que la legislación debe considerar la transición de los medios impresos a los digitales, un fenómeno que no es privativo de México, así como a las radios comunitarias que abastecen de información a la población mexicana que no tiene acceso a Internet.

Debate público entre medios y gobierno

El comisionado se pronunció a favor de que en el debate público participen periodistas, los medios, los dueños de los medios de comunicación, los funcionarios y aquellos especialistas con claridad respecto a dónde el poder puede ejercer para tratar de controlar la libertad de expresión.

Joel Salas recalcó que en proporción a la audiencia se deben fijar las tarifas que sean similares a lo que se paga en la iniciativa privada y propuso la participación del Instituto Federal de Telecomunicaciones, el INAI y la Comisión Federal de Competencia Económica: “El dinero tiene que llegar a aquellas políticas públicas que permitan reducir las desigualdades”.

Foto propiedad de: Ilse Huesca / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.