Monterrey se encuentra en vías de la adquisición de los equipos de verificación como herramienta para una especie de Policía Ambiental. El propósito es regular los vehículos contaminantes que transiten por las calles de la ciudad. El alcalde, Adrián de la Garza, aseguró que ya se han aplicado multas y retirado vehículos visiblemente contaminantes en lo que va del año.

Dijo que la conformación y el establecimiento de esta vigilancia ambiental requiere de modificaciones a los reglamentos, por lo tanto, anunció que podrían ser sometidos a consideración en la próxima sesión de Cabildo para que la policía y las respectivas herramientas tecnológicas lleven a cabo las sanciones que tengan estructura jurídica. Hasta el momento, se han aplicado 85 multas en el transporte de carga y de particulares.

“La instrucción es seguir a los que contaminen. Aunque no ha sido un operativo especial, sino que todos los agentes de tránsito cuando andan en sus rondines, ya sea de vigilancia o de tránsito, cuando ven un vehículo extensiblemente contaminante se retira de la circulación.”

“Lo que vamos a hacer con la instalación, próximamente de esta policía, es tener una herramienta técnica que no nada más lo deje al criterio visible del agente, sino que también se pueda verificar técnicamente el tipo de contaminante y qué está contaminando.”

A pesar de no tener una fecha establecida en la que inicie formalmente la verificación vehicular, el edil aseguró que no debe pasar de 60 días para que quede establecido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.