La tarde de este 5 de junio, mamás, papás y familia de los 49 niños y niñas que murieron en el incendio de la Guardería ABC el 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora, marcharon en la Ciudad de México para recordar que han pasado 10 años sin justicia y llenos de impunidad.

Bajo una llovizna permanente que no detuvo al contingente, 49 fotos cubrieron Paseo de la Reforma, Avenida Juárez, Avenida 5 de mayo y el Zócalo de la Ciudad, eran 49 fotos de bebés que “no debieron morir”, y que cuyas familias siguen buscando justicia para que su muerte no sea en vano.

Abraham Fraijio, papá de Emilia, comentaba que a 10 años de la tragedia, se reunirían con el presidente Andrés Manuel López Obrador, de quien esperaban una respuesta que no obtuvieron de los dos ejecutivos anteriores, y aunque no hay confianza total porque “la justicia no fue pronta ni expedita”, admitió que ahora sí hay apertura del gobierno federal.

“Las familias no hemos podido ni siquiera llevar un duelo debido a la impunidad y corrupción que prevalece en el caso. Esperamos que todos los funcionarios públicos involucrados en el caso, continúen o inicien un proceso penal, dependemos de la Suprema Corte (de Justicia de la Nación)”.

Por su parte, Loanna Cabanillas, mamá de Daniel Alberto, señaló que dejarán de pedir justicia cuando los responsables “vayan a la cárcel, los que no cumplieron su trabajo. Nuestros hijos murieron por los problemas de subrogación, los permisos no estaban bien y la corrupción es realmente la razón por la que nuestros hijos no están aquí”.

Ya en el mitin final, frente a Palacio Nacional, inició el pase de lista y los nombres de cada niño y niña fue secundado por el grito “no debió morir”. Luego, exigieron a la Suprema Corte, rectificar las sentencias emitidas contra algunos funcionarios responsables que hasta ahora se mantienen libres a través de amparos, “la impunidad, la mentira y el desinterés de las autoridades han marcado estos 10 años”,

“Mucho es el dolor, el agotamiento emocional y físico, la tristeza ha formado parte de nuestros días. Son 10 años dolorosos, pero nada podrá ser más doloroso que los minutos que sufrieron y perecieron nuestros niños y niñas de ABC. Dejando con su muerte, un Estado fallido y corrupto que solapa a los mercaderes de la niñez y mercenarios del dolor ajeno”, dijo Marisol, madre de Danna Paola.

Julio Márquez, papá de Julio César “Yeyé”, aseguró que los bebés murieron por corrupción, tráfico de influencias y prestadores de servicios que permitieron el funcionamiento de la Guardería ABC.

“Muchas ocasiones me he preguntado por qué o para qué murieron nuestros hijos, y la respuesta es que no hay razón. Nos queda luchar por su memoria y que su muerte no se en vano, aunque desde los primeros días vivimos el mismísimo infierno.”

Horas antes de iniciar la marcha, los padres de las víctimas colocaron frente al antimonumento 49 ABC, instalado frente a las oficinas del IMSS en Reforma, réplicas en bronce de los últimos zapatos que usaron los niños y niñas. Este jueves, los familiares tienen agendada una reunión con el presidente de la SCJN, el Ministro Arturo Saldívar, con el objetivo de que se atienda el caso y se haga justicia.

Foto propiedad de: Andrea Murcia / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.