El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se cumplirán los compromisos que México durante la negociación contra la amenaza arancelaria esgrimida por el presidente de Estados Unidos Donald Trump. En su mensaje ofrecido para cerrar el Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad Mexicana y en Favor de la Amistad con el Pueblo de los Estados Unidos, el mandatario informó que México no dejará pasar ninguna de las acciones que tendrá que cumplir, entre las que destacan el blindaje de la frontera sur. Dijo que extiende su mano abierta y franca al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, y se manifestó seguro de que se ratificará en el Congreso mexicano el acuerdo comercial entre ambas naciones y Canadá, el T-MEC.

“¿Qué sigue? Reforzar la frontera, aplicar la ley y respetar los derechos humanos, promover el plan de desarrollo de México y Centroamérica.”

En el acto masivo se reunió este sábado en Tijuana, Baja California, a representantes religiosos, empresariales, del Poder Legislativo, gobernadores, secretarios de Estado, y miles de ciudadanos, para celebrar el acuerdo al que se llegó el pasado viernes con el gobierno de Donald Trump.

López Obrador aseguró que a partir de la próxima semana el país ofrecerá ayuda humanitaria, oportunidades de empleo, educación, salud y bienestar a quienes presenten en México su solicitud de asilo para ingresar legalmente a los Estados Unidos.

Resaltar que México y Estados Unidos no son vecinos distantes, pues si bien hay una historia de hostilidad también de cooperación y fraternidad. Explicó que durante las negociaciones que sostuvieron las delegaciones de México y Estados Unidos en Washington D. C., se cuidó de llevar al acuerdo la postura mexicana de mantener una política de respeto y buena vecindad con esa nación: “Aprovechamos aquí en Tijuana para decirle al pueblo estadounidense una vez más que no abrigamos, ni abrigaremos, intención alguna de perjudicarlo y que estamos de resueltos a colaborar con él, en todos los ámbitos, especialmente ante la preocupación que suscita el crecimiento del flujo migratorio a su país”.

El presidente dijo que el fenómeno migratorio no es espontáneo sino causado por las carencias materiales y la inseguridad que hay en los países centroamericanos y en sectores y regiones marginadas de México. Aseguró que México resolverá el fenómeno migratorio atacando sus causas profundas, mediante el impulso al desarrollo y a la construcción de bienestar y paz, acciones para cuya aplicación en las regiones centroamericanas es indispensable la participación de Estados Unidos, Canadá y otras naciones desarrolladas.

“Es claro que ante esta amarga y dolorosa realidad no se puede enfrentar la solución con cerrar fronteras o utilizar medidas coercitivas. Lo más eficaz y lo más humano es enfrentar el fenómeno migratorio combatiendo la falta de oportunidades de empleo y la pobreza para lograr que la migración sea opcional no forzada.”

Al refrendar el compromiso de frenar la migración ilegal hacia estados Unidos a través de territorio mexicano, advirtió: “pero jamás lo haremos violando los derechos humanos de los viajeros, empezando por el principal de los derechos que es el vivir libre de miseria”.

Añadió que, con la amenaza de Trump de imponer aranceles, “se nos estaba poniendo en una situación muy difícil, muy incómoda, la de tener que aplicar a ciertas mercancías de Estados Unidos las mismas restricciones comerciales, similares a las que se iban a imponer a las exportaciones mexicanas”.

Dijo que como ciudadano rechaza todos los actos de represalia y la Ley del Talión. “Soy un pacifista convencido, inspirado en los ejemplos de (Mahatma) Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela”. Sin embargo, advirtió que “como jefe representante del Estado mexicano no puedo permitir a nadie que se atente contra la economía de nuestro país y menos que se establezca una asimetría injusta, indigna para nuestro gobierno y humillante para nuestra nación”.

Finalmente, agradeció la solidaridad de todas las clases sociales, sectores, corrientes del pensamiento y mexicanos que manifestaron su apoyo en la defensa de la dignidad del país, y sobre todo a los medios de comunicación quienes, a pesar de las diferencias, “se portaron a la altura de las circunstancias”.

Con información de Notimex

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.