El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López externó su beneplácito por los acuerdos internacionales entre México y Estados Unidos, en el apoyo mostrado por los gobernadores al presidente Andrés Manuel López Obrador en Tijuana, pues dijo: “son momentos de unidad nacional”.

“Me alegra que se haya celebrado una tregua económica, sabemos que no es una resolución definitiva, México siempre tiene sobre su cabeza la espada de Damocles, siempre amenazado, siempre con dificultades.”

“Nos dio mucho gusto saber que nuestros embajadores que aquellos que recibieron la comisión de dialogar en Estados Unidos hayan logrado esta tregua comercial, que esperamos sea una tregua no de un momento, no de un mes sino de amigos y de sabios vecinos que tenemos que compartir las mismas responsabilidades.”

Hizo un llamado a tener una migración ordenada, ante el constante paso de migrantes de países centroamericanos: “Nosotros también queremos una migración ordenada, una migración donde cada uno tenga un nombre y tenga una responsabilidad; a los migrantes no les conviene pasar desapercibidos, no les conviene el anonimato”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.