Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

La reunión de este día del presidente Andrés Manuel López Obrador y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelí, es para resolver el tema del arbitraje internacional que se inició por parte de la Comisión Federal de Electricidad sobre cláusulas de los servicios de transporte de gas natural, enfáticamente el Gasoducto Marino Sur de Texas-Tuxpan.

En un comunicado de prensa del Consejo Coordinador Empresarial, se expresó que: “La decisión de detener la puesta en funcionamiento y el inicio del arbitraje impactan a México, Estados Unidos y Canadá, al tener inversión conjunta en la infraestructura. Estos hechos afectan la relación comercial entre los tres países e inciden en el proceso de aprobación del T-MEC que transcurre actualmente”.

En su mañanera de hoy López Obrador aseguró, de nuevo, que no quiere confrontación, que es indispensable la iniciativa privada, pero que al gobierno también le toca representar a los ciudadanos. Días antes había manifestado: “Aquí se dio a conocer que esos contratos eran abusivos, yo les llamé contratos leoninos porque se entregaron con todos los beneficios para las empresas”.

Andrés Manuel se refería a la obligación de la CFE de pagar 70 mil millones de dólares a estas compañías como contraprestación por la construcción de siete gasoductos. De eso se hablará en la reunión de hoy a las 11 de la mañana, o se habló, si usted lee este artículo más tarde. De lo que no se hablará es de las elecciones del estado de Nuevo León en el 2021. Carlos Salazar Lomelí se acaba de descartar, aunque en los círculos mediáticos y políticos lo ubicaban como un posible candidato de Morena.

La columna “M.A.Kiavelo” del periódico El Norte (equivalente a “Templo Mayor” de Reforma) refiere:

“DOS cosas llamaron ayer la atención con Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, que estuvo por la mañana en un encuentro de beneficencia para ‘La Casa de Vida Abuelitos’, en Las Lomas Eventos.

“LA primera es que dijo con todas sus letras que no le in-te-re-sa lanzarse por la Gubernatura del Estado, ni como independiente ni bajo las siglas de algún partido político (léase Morena, PAN y los que se acumulen).

“Y LA segunda fue que declaró que ‘no es momento de meter la pierna fuerte en la relación de los empresarios y el Presidente Andrés Manuel López Obrador’.

“EL líder de los ipecos hasta expresó que ‘aunque muchos están esperando que le miente la madre al Presidente, nuestro objetivo es el de construir puentes con el Gobierno federal’. Más claro, ni el agua…”.

Así que, quien quiera ver conflicto entre Salazar Lomelí y López Obrador, se quedará con las ganas. Carlos nunca le mentará la madre a Andrés Manuel, aunque algunos empresarios lo deseen.

Y tampoco se meterá como candidato por Morena a la gubernatura de Nuevo León. Sobre este tema hablaremos en otro artículo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.