Más de mil niños y adolescentes participaron en el inicio de los Campamentos de Verano 2019 desde el pasado lunes, en donde por lo menos 10 Centros de Bienestar Familiar fueron atendidos por el DIF Monterrey para realizar múltiples actividades recreativas en el marco del periodo vacacional de verano. Iniciaron con actividades acuáticas en el Parque España, donde personal de la institución, así como voluntarios dieron atención a los niños que forman parte de los campamentos.

“Hubo una gran respuesta en el primer día de actividades. Se espera que para los siguientes días lleguen más asistentes. Los padres de familia deben considerar que sus hijos participen en los campamentos, porque es una oportunidad de aprender cosas nuevas y hacer amigos”, dijo la directora de los Centros de Bienestar Familiar, Brenda Castillo.

Otra de las actividades que se realizaron durante la semana fue en coordinación con el Cuerpo de Bomberos de Monterrey, quienes llegaron a las instalaciones del Centro de Bienestar Familiar Francisco Zarco para convivir con 150 niños. El teniente Edgar Farías les explicó el funcionamiento del equipo y las herramientas con las que trabajan para combatir los incendios, así como las medidas de prevención y el material del uniforme que utilizan.

También, con propósitos inclusivos, los jóvenes de la Guardería Especial del DIF Monterrey, asistieron al Papalote Museo del Niño, en donde disfrutaron de un recorrido en las distintas exhibiciones.

Ese mismo día, en el Centro de Bienestar Familiar Canoas, integrantes de la Asociación Ambiental “Por mi Planeta”, platicaron con los asistentes del campamiento con el objetivo de crear conciencia sobre el cuidado del planeta. Así aprendieron la importancia de aplicar las tres “R” de reducir, reciclar y reutilizar.

La Dirección de Atención a Personas con Discapacidad, llevó a los niños al Museo del Vidrio. Ahí se les explicó el procedimiento y elaboración de artículos a través de distintas técnicas como lo son vidrio soplado, vitral o mosaico. Una de las obras que más les llamó la atención fue “El Pegaso”, un ejemplar con alas de vidrio y el cuerpo en base de plomo y resina. Al concluir su recorrido tuvieron la oportunidad de pintar y llenar de arena de colores cada dibujo.

Los participantes del campamento del Centro de Bienestar Madero realizaron un recorrido en las instalaciones del Museo Marco, donde conocieron las exposiciones permanentes y realizaron distintas actividades hechas por el personal del lugar.

Uno de los grupos del Campamentos de Monterrey 2019, es el de PAPTI, Programa para la Atención y Prevención contra el Trabajo Infantil, ubicado en la colonia Treviño. En este lugar se elaboraron máscaras de cartón, en donde los niños pusieron en práctica sus destrezas al realizar torres con tapas y competencias con globos.

Los niños del Centro de Bienestar Familiar Francisco Zarco, realizaron un paseo por el Parque la Pastora, donde tuvieron la oportunidad de ver de cerca las distintas especies animales que habitan en este espacio. Además, en el Centro de Bienestar Francisco I. Madero, las niñas, niños y adolescentes, participaron en una clase especial de lengua de señas mexicanas, además de ensayar una canción, todo con el objetivo de aprender y entender el lenguaje que se utiliza para comunicarse con las personas sordas.

Este tipo de actividades recreativas fueron organizadas por el DIF Monterrey, a su vez, la Secretaría de Desarrollo Social contará con sus respectivas actividades durante las siguientes semanas en lo que se lleva a cabo el periodo vacacional de verano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.