La defensa de Joaquín, el “Chapo”, Guzmán, encabezada por el abogado Marc Fernich, apeló la sentencia de cadena perpetua por los delitos de narcotráfico y delincuencia organizado. El recurso fue presentado el pasado jueves ante la corte de Brooklyn, un día después de que el juez de Nueva York, Brian Cogan, dio sentencia al criminal y 50 años más de prisión.

Su nuevo abogado es experto en apelaciones; anteriormente quien lo estuvo defendiendo en el llamado “juicio del siglo” fue Jeffrey Lichtman.

El documento consta de una sola hoja y es dirigido a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito. La decisión puede tardar hasta un año.

El ‘Chapo’ ya se encuentra en ADX

El narcotraficante, originario de Sinaloa, ya fue trasladado para cumplir condena en la prisión de máxima seguridad, Administrative Maximum Facility (ADX) o “Alcatraz de las Rocosas”. Debido a las condiciones en la que viven los presos, el exdirector Robert Hood expresó que ese lugar es “peor que la sentencia de muerte”.

Guzmán Loera, de 62 años, llegó a la prisión el pasado viernes, la cual se encuentra en el desierto montañoso de Colorado. El día de que el dictaron sentencia, el exlíder del Cártel de Sinaloa pronunció algunas palabras, acción que no había hecho en pasadas audiencias: “¡Aquí no hubo justicia!”.

Las celdas de ADX son de paredes sólidas para que los criminales eviten comunicarse entre ellos, miden entre 3.6 y 2 metros y sólo cuentan con un escritorio, taburete y estante de concreto para evitar que los muevan.

También tiene una regadera, lavabo y un inodoro; y una ventana de un metro de alto con 10 centímetros de ancho. Están encerrados hasta 23 horas al día y cuentan con un televisor que transmite programas educativos y religiosos.

Con información de AFP, EFE y BBC

Fotografía propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.