AMLO aseguró que si en 2006 no se hubiera llevado a cabo el fraude electoral, donde resultó ganador Felipe Calderón, el país no estaría en crisis. “Hundieron al país. Si no se hubiera hecho el fraude, no estaría el país como está. El fraude causó mucho daño”, expresó en su conferencia de prensa matutina de este 1 de agosto.

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó que, tras el fraude, la primera acción que realizó el expanista fue declarar la guerra contra narco. “Fue pegarle un garrotazo a lo tonto al avispero. Eso desató la violencia que todavía se padece, muertos, desaparecidos, fosas clandestinas por el fraude de 2006”, acusó en respuesta a una pregunta sobre si su gobierno procederá legalmente contra políticos de administraciones anteriores.

“Si no se hubiese llevado el fraude del 2006, no estaría el país como está. El fraude causó muchísimo daño porque impusieron a Calderón y su primer decisión, su primer acto fue declarar la guerra al narcotráfico”.

El mandatario aseguró tener claridad en que “los responsables de la tragedia nacional son los de mero arriba, tanto del sector público como del privado”. No obstante, recordó que la Fiscalía General de la República lleva adelante procesos legales de manera independiente por lo que reiteró que “ni contra ellos (procederemos), no odiamos ni somos rencorosos, además eso no resuelve nada, lo que estamos pensando es punto final y vamos hacia adelante; nosotros actuamos con ética, principios, ideales, para que entre todos llevemos a cabo la Cuarta Transformación”.

“Nada de consigna para afectar a nadie, pero la Fiscalía es autónoma, eso es lo que querían los conservadores, no sé por qué ahora están cambiando de parecer (…), ya los procesos los está atendiendo la Fiscalía”

AMLO descarta persecución

López Obrador descartó que en su gobierno haya persecución, ni siquiera a quienes hicieron el fraude hace 12 años.

En el caso de la exsecretaria de Desarrollo Social y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, también negó persecución y aclaró sus señalamientos por supuesta corrupción es un proceso que lleva a cabo la Fiscalía General de la República.

En conferencia de prensa matutina, el presidente reiteró que sigue pensando que Robles es un “chivo expiatorio”, porque los verdaderos culpables de la corrupción son “los de mero arriba”… “Como ya el proceso (contra Rosario Robles) está iniciado, se tiene concluir”.

Volvió a comentar que él seguirá promoviendo la reforma al artículo constitucional 35 para poder hacer consultas y preguntar a la ciudadanía si quiere que se juzgue a los expresidentes.

Reiteró que su “fuerte no es la venganza”, pero si la gente así lo quiere, se investigará a los exfuncionarios para ejercer la democracia: “Vamos a buscar que se haga esa reforma y si la gente dice a consulta lo de los expresidentes, a la consulta”.

Foto propiedad de: Gustavo Durán / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.