Estados Unidos registró un nuevo tiroteo este 4 de agosto, esta vez en la ciudad de Chicago, con un saldo preliminar de 7 personas heridas. Horas antes, un par de ataques armados conmovieron al país, el primero de ellos en El Paso, Texas, que dejó un saldo de 20 personas muertas. El segundo de ellos culminó con 7 fallecidos en Dayton, Ohio.

De acuerdo con la cadena local CBS, el tercer tiroteo sucedió en las primeras horas del domingo en el parque Douglas, ubicado en el vecindario de North Lawndale.

Atacante de Chicago logró huir

Las primeras indagatorias apuntan a que un hombre abrió fuego desde un automóvil modelo Camaro, para luego alejarse del lugar.

Los partes médicos señalan que las víctimas tenían entre 19 y 25 años. Uno de los sujetos, de 21 años, fue trasladado en condiciones críticas, mientras que el resto estaba estables al momento de llegar al hospital. De momento, la policía local no logró ninguna detención en relación con el caso.

El gobierno de Estados Unidos ha recibido una oleada de críticas ante la débil respuesta a los tiroteos de este fin de semana, que han dejado casi una treintena de muertos y decenas más de heridos.

Casi 30 horas después del primer ataque armado, el presidente Donald Trump anunció en su cuenta de Twitter que había ordenado colocar todas las banderas en edificios federales lucirán a media asta en memoria de los fallecidos.

La medida aplicará hasta el próximo 8 de agosto, detalló el presidente, y agregó que tanto él como su esposa Melania están rezando por los que fueron afectados por las masacres de El Paso, Texas, y Dayton, Ohio.

El ataque de El Paso fue perpetrado por un hombre blanco de 21 años, quien tenía la intención de matar a tantas personas con origen mexicano como fuera posible.

Foto propiedad de: Tomada de Chicago Suntimes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.