Con la detención de criminales y múltiples ataques a corporaciones policiacas, este lunes concluyen los primeros 45 días del Operativo Noreste entre Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, tiempo establecido por las autoridades para analizar su permanencia. Sin emitir detalles, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno en Nuevo León, aseguró que el dispositivo en las tres entidades ha sido “muy positivo”, al grado no sólo de mantenerlo, sino de promover su replicación a nivel nacional.

“Ha sido muy positivo, ya el próximo lunes terminan los 45 días que originalmente los gobernadores se habían planteado para llevar a cabo esta coordinación de fuerzas. Con esto, la próxima semana se va a ver cómo se encuentran los cuerpos policiacos que colaboraron, y tomarán la decisión de continuar y continuar bajo qué condiciones, establecer la fórmula para que los estados estén al mando, eventual y gradualmente, de cada uno de estos grupos en la vigilancia”.

Fue el pasado 10 de julio cuando los tres estados firmaron un convenio de colaboración en materia de seguridad para la prevención, investigación y persecución del delito. Durante los primeros quince días, se logró capturar a seis de 12 objetivos del crimen organizado. En una primera etapa el mando quedó a cargo de Coahuila, que el 26 de julio trasfirió la estafeta a Nuevo León, y este a su vez a Tamaulipas, el pasado viernes 9 de agosto.

La noche del jueves siguiente, tres elementos de Fuerza Civil resultaron heridos en un enfrentamiento con pistoleros, en el municipio de Vallecillo. Dos días después, la madrugada del domingo, uniformados de la policía estatal fueron atacados a balazos en Parás, cuando patrullaban por la brecha La Ribereña. Posteriormente, el lunes, el cuartel de Fuerza Civil en General Treviño fue atacado por hombres vestidos de Marinos a bordo de tres camionetas.

Al respecto, González Flores indicó que es una reacción a las acciones de la autoridad. “Es lo mismo, la repercusión de estar los tres estados unidos; han sido atacados (Fuerza Civil) porque la presión es muy fuerte sobre la delincuencia. El Ejército y los cuerpos estatales están detrás de la propia delincuencia y por eso estamos obteniendo esta respuesta”.

Cuestionado sobre el uso de vehículos blindados hechizos que asemejan unidades de la Marina Armada por parte del Crimen Organizado, refirió que el Ejército ya realiza acciones de inteligencia para combatir esto e impedir alguna confusión.

“Nosotros pensamos que esto es una forma de mimetizar y tratar de confundirse con las autoridades del Ejército, la delincuencia adquiere este tipo de camiones para confundirse con las fuerzas armadas y con eso despistar a las policías”.

Entre el martes 27 y el viernes 30, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón y sus homólogos Miguel Ángel Riquelme Solís y Francisco García Cabeza de Vaca, sostendrán la primera reunión de evaluación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.