El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Manuel Toledo, informó que en México hay 560 conflictos socioambientales, en su mayoría relacionados con la industria minera; y que, como consecuencia de eso, 122 defensores del medio ambiente han sido asesinados hasta la fecha.

En una reunión de trabajo en la Cámara de Diputado con la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales, Toledo dijo que el nivel de violencia contra los ambientalistas los coloca en la misma dimensión de los periodistas y de los defensores de los derechos humanos. Por el momento, la dependencia atiende 18 problemáticas con presencia directa de funcionarios en las comunidades.

“En un estudio sobre agresiones a los defensores ambientales encontramos este panorama de detenciones ilegales, amenazas físicas y, hasta hace tres años, había 99 defensores asesinados en México. Hoy tenemos un registro de 122 ambientalistas asesinados. El nivel de agresión hacia los defensores del ambiente está puesto por la organización Global Witness como el cuarto o quinto país más peligroso para la defensa del ambiente”.

Hay 173 conflictos con la industria minera, 86 hídricos y en menor medida, los relacionados con la expansión de la industria energética, entre otros. Los estados con mayor número de conflictos mineros son Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Zacatecas, Chihuahua y Colima. Con el agua están Jalisco y Estado de México, y en materia de energéticos, Oaxaca, Veracruz y Puebla.

De acuerdo con el funcionario, la Semarnat ha atendido 5 problemáticas sobre presas en Sonora, en Estado de México por tala inmoderada, por contaminación de agua en Michoacán y la del Movimiento por la Tierra en Tula, Hidalgo.

“En Tula existen tres cementeras, varias caleras, la refinería de Pemex, la termoeléctrica de la Comisión Federal, una ciudad industrial con 300 industrias, todas contaminando agua, aire y suelo ¡Todas!”.

Falta de presupuesto para la Semarnat

Víctor Manuel Toledo dijo que solicitarán a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público un incremento de 8 mil millones de pesos para el presupuesto de 2020, para poder conseguir un total de 40 mil millones y ejercer el siguiente año. El presupuesto de 2019 comparado con el del año anterior, tuvo una reducción de 32.6%.

“Ojalá podamos platicarlo con más detalle, pero, sí, por lo menos llegar a esa cantidad (40 mmdp) sería más viable para abordar los problemas que están viendo que surgen por todos lados como hongos”.

Toledo destacó que, en la etapa neoliberal, la dependencia sufrió un marcado deterioro por la pérdida de científicos, teóricos, hubo descoordinación y aflojamiento de la aplicación de las leyes, especialmente lo relacionado con las industrias contaminantes de ríos. También dijo que, para contrarrestar el limitado presupuesto, están haciendo proyectos con otras secretarías y solicitando legislación en materia ambiental.

Fotografía: Victoria Valtierra / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.