El presidente AMLO inauguró el estadio de béisbol «Francisco Carranza Limón», en Guasave, Sinaloa; en el marco del inicio de la temporada de Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

El mandatario federal fue el invitado de lujo para el arranque de los Algodoneros de Guasave en su nueva casa y, acompañado de autoridades locales y estatales, entonó el Himno Nacional desde el centro del diamante.

Contrario a lo ocurrido el pasado mes de marzo durante la inauguración del estadio «Alfredo Harp Helú», donde fue abucheado por la afición de los Diablos Rojos del México, el presidente pasó una noche de absoluto respaldo en el «Francisco Carranza Limón», pues la afición sinaloense irrumpió en el protocolo de la ceremonia con gritos de «¡Presidente, presidente!» y «¡Viva el peje!»

Luego de rendir honores a la bandera y entonar el Himno Nacional, Andrés Manuel López Obrador fue el encargado de lanzar la primera bola de la Temporada 2019 de la LMP. Sin subirse a la lomita, el titular del Ejecutivo federal tuvo dos lanzamientos de calentamiento antes de por fin medirse al expelotero Jesús, «Chito», Ríos.

Pese a que su primer picheo no llegó al catcher, en el segundo AMLO demostró su velocidad con una recta que no fue ni abanicada por «Chito» Ríos.

En la ceremonia también estuvieron presentes Quirino Ordaz, gobernador de Sinaloa, y Omar Canizales Soto, presidente de la LMP. En su intervención, el gobernador sinaloense dijo que el estadio se construyó en 13 semanas y que tiene capacidad para albergar a poco más de 8 mil aficionados.

Fotografía: Gobierno de México YouTube.