Por Obed Campos.

El video del asalto a una joyería está más que claro: Con engaños una mujer logra que le abran la puerta de vidrio del negocio. Detrás de ella viene su cómplice, un hombre joven, quien se abre paso pistola en mano.

De espaldas a la cámara sale la silueta de un hombre tras el mostrador que abre fuego al menos en tres ocasiones.

El asaltante armado sale corriendo herido de muerte. La cómplice queda detenida, aunque no se ve en el breve video.

Las versiones oficiales dicen que el violento ladrón corrió unos pocos metros y cayó sin vida.

Tras los hechos, las discusiones de permitir o no permitir el uso de armas de fuego para la autodefensa en la población vuelve a encenderse.

Para monseñor Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey, permitir que los civiles porten armas de fuego sería caer en “en un autogobierno”, por lo que pide que la justicia esté en manos de profesionales. “Nosotros no creemos en un autogobierno, ni en una decisión personal para combatir el crimen o la injusticia. Debemos de tener la paciencia para mover las fuerzas del orden de nuestro país y que llegue así la justicia, porque si no entraríamos en una guerra de jungla que nadie va a parar”, dijo el prelado.

Sin embargo, Cabrera López reconoce que hay hartazgo entre los ciudadanos por la incompetencia de las autoridades para mantener la seguridad.

“Sé que cuando estás molesto no puedes esperar, pero siempre tenemos que hacer el mayor esfuerzo interior, para darle a la autoridad la oportunidad de que ejerza su tarea”, pidió el prelado.

Por su parte, Francisco Cienfuegos, líder de los diputados priistas, coincidió con su homólogo Carlos de la Fuente, del PAN, en buscar garantizar la legítima defensa a los ciudadanos, lo que incluye el permitir el transporte de armas de fuego en vehículos, porque no es armar a las personas, el objetivo, sino darles tranquilidad.

Y Santiago Roel, director del Semáforo del Delito advirtió que la población no se siente protegida por la autoridad en México, aunque validó como legítima la defensa, dijo que esta no es una solución al problema de la violencia en el país.

Y mientras las discusiones siguen y siguen, los responsables de la seguridad cierran para ellos restaurantes de lujo desde el viernes hasta el domingo y discuten, con un whiskey en la mano, la posibilidad de repetir en el cargo…

¡Salud!

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.