El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que el otorgamiento de asilo al expresidente de Bolivia, Evo Morales, es un acto que ennoblece y da prestigio a México.

En la conferencia mañanera de este martes 12 de noviembre en Palacio Nacional, el canciller mexicano recordó que el asilo político es una tradición que impera en el país desde hace décadas, por lo que a ningún actor político debe extrañar este tipo de gesto humanitario.

Ebrard reiteró México actuó de forma soberana y en apego a su historia, pues el actual gobierno federal siempre pondrá la vida humana por encima de cualquier circunstancia política, por lo que la protección de Evo Morales obedece al peligro que corría en su país natal.

Responde Ebrard a críticas del PAN por asilo a Evo Morales

En cuanto a los cuestionamientos por miembros de la oposición, en especial de líderes del Partido Acción Nacional, el funcionario federal dijo que el asilo fue de carácter humanitario y en consideración de que, para México, la renuncia de Morales Ayma fue consecuencia de golpe de Estado que puso fin de manera abrupta a su mandato, previsto a concluir en enero de 2020.

Además, recordó que ese tipo de consideración ha protegido lo mismo a otros líderes latinoamericanos perseguidos durante los años de golpes en la región, así como a refugiados españoles y hasta el revolucionario ruso, León Trotsky: “México ha hecho muy bien en hacer eso, es un timbre de orgullo. Ha sido una tradición que debemos mantener, es algo ennoblece a México, no es deshonra, sino al contrario, prestigio para nuestro país”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.