El pasado 19 de noviembre, una mujer que amamantaba a su bebé dentro de las instalaciones del Museo de Arte Moderno (MAM) fue desalojada por persona de seguridad con el argumento de que estaba prohibida la lactancia en el recinto.

Lo anterior fue denunciado por el movimiento Normalizando la Lactancia Materna y el centro de maternidad Luperca, a través de una carta dirigida al MAM donde explicaron lo sucedido y exigieron una respuesta por la institución de la CDMX.

“Personal de seguridad del predio llamaron su atención y le pidieron que se retirara mencionando que en el reglamento dice que está prohibido (amamantar). Al menos 10 personas de seguridad y el jefe de seguridad le comentaron lo mismo y le mostraron el reglamento el cual dice en el sexto punto: ‘le rogamos no consumir alimento o bebidas al interior del museo. Así como no alimentar a los niños dentro de las salas, incluyendo el biberón’”.

Por ello, las organizaciones se mostraron en desacuerdo pues dijeron que un museo donde se promueve la cultura no tomó en cuenta los derechos de la mujer y el infante a ser alimentado de la mejor manera.

Carta dirigida a la directora del MAM

Más tarde, ambos colectivos publicaron otro documento dirigido a la directora del Museo, Natalia Pollak Bianchi, donde refirieron que la respuesta ofrecida por el recinto ante su denuncia fue “muy poco apropiada” pues recibieron la disculpa por medio de mensaje privado.

“En primer lugar no entendemos […] porque recibimos una respuesta privada y en ningún momento el museo o sus redes sociales han tocado el tema. En segundo lugar […] se deslindan de toda responsabilidad, echando la culpa de lo sucedido a su personal de seguridad. Consideramos que si su personal no está bien capacitado o está malinterpretando sus reglamentos es responsabilidad de ustedes como institución y no de sus empleados”.

También refirieron que recibieron un video de seguridad donde se puede observar lo sucedido y condenaron que en vez de ofrecerle a la mamá alternativas, sólo le exigieron que se retirara del MAM. Finalmente solicitaron que capaciten y sensibilicen a su personal, así como repensar su reglamento interno para evitar este tipo de situaciones.

Normalizando la Lactancia Materna hizo público el mensaje privado de Instagram con la disculpa del museo, donde reconoció que personal de seguridad malinterpretó el hecho y que la lactancia está permitida dentro de sus instalaciones. También se disculpó con la mamá y reiteraron que el recinto no discrimina por ningún motivo.

Por falta de una respuesta apropiada, ambas organizaciones llamaron a una protesta frente al MAM este domingo 24 de noviembre. La “Tetada” será para exigir los derechos de las madres lactantes y se llevará a cabo a las 12 del día.

Fotografía: Instagram/ Normalizando la Lactancia Materna

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.