El Congreso de Estados Unidos (EU) aprobó el inicio formal de un juicio político, o impeachment, en contra del presidente Donald Trump, a quien imputan los cargos de abuso de poder y obstrucción de labores.

En una histórica jornada para la democracia estadounidense, cuyo debate se prolongó por más de 8 horas, la Cámara de Representantes avaló que el actual ocupante de la Casa Blanca enfrente un juicio político en el Senado, instancia que determinará de manera definitiva si se consuma o no su posible destitución.

En la votación por el primer cargo, abuso de poder, la Cámara de Representantes aprobó el juicio político al presidente por 230 votos a favor y 197 en contra. Dos congresistas demócratas votaron en contra de la resolución y uno se abstuvo, en tanto que los republicanos fueron unánimes en su rechazo.

En cuanto al segundo cargo, de obstrucción de las labores del Congreso, la votación fue 229 a favor y 198 en contra, con una sola abstención por parte del demócrata Tulsi Gabbard.

Donald Trump se convirtió en el tercer presidente estadounidense en ser llevado a juicio político por el voto de mayoría de los congresistas del Partido Demócrata, quienes respaldaron la resolución del Comité Judicial respecto a su responsabilidad en conductas ilegales. Por su parte, todos los representantes del Partido Republicano votaron en contra.

Demócratas mandan a Trump a juicio político por llamada con el presidente de Ucrania

Cabe recordar que el todavía mandatario es acusado de presionar al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, de lanzar una investigación en contra de Joe Biden por posibles negocios irregulares de su hijo en ese país.

Biden es el principal aspirante del Partido Demócrata a la elección presidencial de 2020 y pese a haber fungido como vicepresidente de Barack Obama durante sus dos periodos en la Casa Blanca, diversas encuestas lo ubican aún muy por debajo de los niveles de popularidad de Trump.

De acuerdo con los demócratas, en la llamada telefónica del 25 de julio, Trump condicionó el apoyo estadounidense a Ucrania para combatir a separatistas rusos, con su solicitud de investigar los negocios de Donald Trump, lo que supuso el delito de “abuso de poder” que ahora lo tiene contra las cuerdas.

Republicanos guardaron “minuto de silencio” por elección de 2016

Previo al inicio de la sesión para el debate, análisis y votación del juicio político, los representantes republicanos guardaron “un minuto de silencio” por la elección de 2016, al considerar que con el esfuerzo de los demócratas por destituir al actual presidente, se está sepultando la voluntad de los 63 millones de estadounidenses que votaron por Trump.

A petición de su compañero Bill Johnson, todos los republicanos en la Cámara de Representantes se pusieron de pie; en tanto que sus adversarios decidieron mantenerse en sus asientos.

Durante el debate, los demócratas se concentraron en destacar los delitos atribuidos a Trump, al considerar que el juicio político, o impeachment, es una medida efectiva para demostrar que el presidente debe tener respeto por la ley.

Por su parte, los republicanos consideraron que las acusaciones obedecen a un montaje motivado por la frustración de los líderes del Partido Demócrata, quienes no cuentan con los recursos suficientes para competir con Trump en la elección presidencial de 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.