El gobernador Jaime Rodríguez Calderón aplaudió ayer que la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP iniciara una investigación en contra de su antecesor Rodrigo Medina de la Cruz, y aseguró que el Estado colaborará en lo que sea necesario.

Recordó que es un procedimiento que se hizo a nivel estatal al inicio de su administración, pero el priísta fue protegido por jueces federales a través de amparos y el aplazamiento de audiencias.

“Que bueno que ya la UIF está en eso, estamos colaborando con la UIF en ese sentido, así se lo planteamos desde la anterior administración”.

“Nosotros lo hicimos en Nuevo León y nadie nos creyó, los jueces ampararon, están difiriendo todos los juicios. Todos los que fueron consignados a la autoridad se fueron defiriendo, defiriendo y defiriendo, que bueno que hoy la UIF  lo están haciendo no solo con Rodrigo sino con todos”,expuso.

Esto, dijo, es una continuación de la operación Tornado, pero ahora a nivel federal.

Además que no solo incluye a Medina de la Cruz, sino a todos los que cometieron delitos en contra del erario.

Creo que para beneficio de la sociedad regiomontana, de la sociedad nuevoleonesa, la autoridad está haciendo lo que debe de hacer”.

“Esta es la operación Tornado, nada más que federal, la misma operación. Nosotros colaboraremos en eso”,agregó.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dio inicio a una averiguación contra el ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz por triangulaciones de fondos públicos que ascienden a tres mil 500 millones de pesos.

Es de resaltar que el priísta fue imputado y vinculado a proceso en varias ocasiones por la extinta Subprocuraduría Anticorrupción del Estado, sin resultado hasta el momento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.