Como sacado de una película gore, científicos de Japón han creado a Affetto, un robot con cara de niño, para poder ver su reacción de “dolor” al ser ¡electrocutado!

Más allá de lo siniestro que pueda sonar este invento realizado en la Universidad de Osaka, sus objetivos son cien por ciento científicos: a partir de él, desarrollar una plataforma animatrónica capaz de expresarse con gestos faciales (movimientos de ojos y boca), como si se tratara de un niño de siete años.La meta es que los robots “perciban, reconozcan y reaccionen al dolor”.Creadores del robot.


Affetto tiene actuadores neumáticos en el rostro para expresar dolor

Para poner a prueba su robot, los científicos japoneses decidieron aplicarle pequeñas cargas eléctricas.

Hoy en día, Affetto tiene cabello, piel artificial de silicona y actuadores neumáticos que le permiten distorsionar su piel, como sucede con los músculos faciales.

Esto significa que el robot no experimenta la descarga de una manera negativa, como sucedería con los humanos, que dependiendo de la descarga incluso resultarían con algún grado de daño.

Buscan que los humanos actúen rápido ante fallas de robots

En el caso de Affeto, su reacción de dolor ante una descarga eléctrica serviría para que las personas a su alrededor se enteren de que algo está mal con él y actúen en consecuencia. Esto sustituiría las alertas o notificaciones de fallas comúnmente incluidas en los robots.

Los responsables de Affetto explicaron que su intención de hacer a los robots cada vez más parecidos a los humanos, es que estos últimos actúen de inmediato cuando un robot o una máquina envía una alerta de falla, ya que las personas suelen postergar su atención hasta el último momento.

Los investigadores confían que con robots capaces de trasmitir el “dolor humano”, las personas a su alrededor sean más empáticas y lo protejan ante escenarios de riesgo, pues según sus estudios, los humanos reaccionan de mejor forma ante un robot con aspecto humano, más aun si transmite “emociones” con las que sienten cierta familiaridad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.