La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recortó hoy sus expectativas de crecimiento mundial a 2.4 por ciento para 2020, debido al brote de la epidemia Covid-19.

Esta perspectiva es incluso más baja que el crecimiento de 2.9 obtenido en 2019, considerado de por sí débil.

En el reporte de perspectivas económicas publicado hoy, la OCDE expuso que el impacto del brote del coronavirus es grave y la economía global enfrenta actualmente el mayor peligro desde la crisis financiera de 2009.

Antes del brote, la situación económica mostraba signos de estabilización, pero ahora el panorama ha cambiado. El Covid-19 tendrá un mayor impacto económico que el episodio de SARS de 2003.

Suponiendo que la epidemia alcance su punto máximo en China en el primer trimestre de 2020 y los brotes en otros países fueran moderados y contenidos, aun así el crecimiento se reducirá en medio punto porcentual, con respecto de lo que había sido proyectado por la institución en noviembre de 2019.

También se espera que, durante el primer trimestre de 2020, el crecimiento económico sea incluso negativo.

El organismo recortó el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para casi todos los países que integran el G20, tanto para las economías avanzadas como para las emergentes.

Particularmente, resultarán más afectadas las economías que tienen una fuerte relación con China, como Japón, Corea del Sur y Australia, informó el organismo.

En el caso de México, recortó la previsión de crecimiento a 0.7 por ciento para 2020. En 2019, el crecimiento mexicano fue de -0.1 por ciento, de acuerdo con la institución.

Los factores derivados de la epidemia que ocasionan las previsiones negativas de las economías son los impactos adversos en la confianza en los mercados financieros, las pérdidas en el sector de viajes y las rupturas en las cadenas de suministros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.