La Suprema Corte de Estados Unidos determinó y que será hasta el mes de octubre cuando revise la impugnación a la ley de protección al paciente y cuidado de salud asequible, mejor conocido como Obamacare.

De acuerdo con medios locales, ese juicio podría significar el final para el programa de salud impulsado en la administración de Barack Obama. Señalaron también que este juicio es buena noticia para el partido republicano a tan solo unos meses de la elección presidencial.

El litigio para definir la situación legal del Obamacare ha sido demorado debido a que la corte, durante el mes de diciembre, realizó varias revisiones a las demandas que lo acusan como un sistema ilegal.

La cámara baja de Estados Unidos, de mayoría demócrata, hizo un llamado en el mes de enero para que la corte determinará con prontitud cuál sería el destino de la ley y no mandarla al “limbo”.

Por otra parte, los aspirantes a la candidatura del Partido Demócrata, durante sus debates a la par de las elecciones primarias, han afirmado que se debe reformar el plan de salud a nivel nacional.

Algunos como Bernie Sanders acusaron al presidente Donald Trump de tener corrompido el sistema de salud al darle concesiones a farmacéuticas de su preferencia, mientras que Elizabeth Warren declaró en las Vegas que la cobertura del servicio médico es muy escasa para personas de bajos recursos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.